Las familias se caracterizan no solo por su ADN, sino también por las pequeñas cosas que ocurren dentro del hogar. Estas incluyen las vivencias compartidas y pequeñas tradiciones.

Algunas se heredan de generaciones anteriores, como ritos religiosos y costumbres culturales, pero otras son originales y propias de cada familia. Puede ser algo pequeño y sencillo, como una noche de cine en casa o algo grande como unas vacaciones a un sitio en particular. Aquí hay algunas sugerencias para comenzar tradiciones familiares:
•Hornear galletitas con los niños para las diferentes estaciones del año y decorarlas en conjunto, por ejemplo para Navidad, para Pascua, para verano y para Halloween.

• Servir pancakes los sábados por la mañana o pizza los viernes en la noche. También pueden ser creativos y inventar su propio menú una vez al mes.

• Ir al cine una vez al mes o a la playa.

• Ir a comer helado para celebrar una ocasión especial, como las buenas notas escolares.

• Repetir algo todos los años en que toda la familia comparta, por ejemplo una noche de camping o una noche de leer libros en la sala donde todos duerman juntos y no en sus cuartos.

• Ir al ballet o al teatro para comenzar las vacaciones de verano o Navidad.

• Darle de comer a los necesitados o hacer donaciones de ropa y comida una vez cada cierto tiempo. Eso no solo da un buen ejemplo a los chicos, pero también ayuda al prójimo. Así, tus hijos aprenden a apreciar lo que tienen.

• Reúne a la familia en los días de fiesta. Es lindo ir a visitar a la abuela o a la tía el Día de las Madres, por ejemplo.

• Intercambiar tarjetas hechas en casa en Navidad, San Valentín, cumpleaños, etc.

• Hacer algo en que toda la familia pueda participar y repetirlo cada año, como por ejemplo, ir al circo.

• Ir de compras para una cena especial y cocinar todos juntos para celebrar la unión familiar.

• Cantar “Las Mañanitas” el día del cumpleaños.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR