A todos nos vendría bien un poco más de dinero en el banco. Y si buscar un trabajo mejor pagado o ganar la lotería no es una opción, hay que hacer rendir más lo poco que tenemos.

Digamos que quieres ahorrar 1.000 dólares al cabo del año. Eso equivale a unos 84 dólares al mes, una cantidad que expertos ven factible para la mayoría de nosotros.

Para conseguirlo basta con planificar un poco y unos pequeños cambios de hábitos.

“En todos los presupuestos y estilos de vida de la mayoría de la gente es posible lograr ese tipo de ahorro”, dijo Dave Abate, planificador financiero de Strategic Wealth Partners en Ohio.

Comienza revisando en qué gastas cada mes, e identifica en qué rubros puedes reducir costos que tal vez no necesites.

“Muchas veces las personas no se dan cuenta de cuánto gastan en cosas que no quieren o necesitan… sólo lo compran como reflejo”, dijo Jean Wilczynski, asesor de inversiones en Exencial Wealth Advisors en Connecticut.

Estas son cinco acciones que pueden traducirse en ahorros según los expertos:

1.- Reduce tus facturas mensuales

Muchas personas pagan sus recibos mensuales sin saber exactamente qué se les está cobrando, explica Kelsa Dickey, fundadora de la empresa de asesoría financiera Fiscal Fitness.

En su opinión, la gente a menudo paga por más servicios (teléfono, internet, cable y otros) de los que necesitan, o paga extra por un dispositivo que no usa o por un servicio de protección que no vale la pena lo que cuesta. Reevalúa lo que necesitas y sólo paga por los servicios que efectivamente usas.

2.- Come más en casa

Esto podría parecer obvio, pero los expertos identificaron que salir a cenar fuera afecta más al presupuesto de lo que la gente cree.

J.J. Montanaro, un planificador financiero de USAA, sugirió disminuir la costumbre de comer fuera. “Hazlo menos, menos abrirás la cartera”, dijo.

3.- Conviértete en un comprador ninja

Adoptar pequeños cambios en tus hábitos de compra, como el uso de cupones, comprar productos genéricos y controlar las compras impulsivas pueden ahorrarte 84 dólares al mes, si no es que más.

Una forma de evitar las compras impulsivas es escribir todo lo que necesitas y adherirte a esa lista cuando vayas a las tiendas.

En el caso de las compras más grandes, haz primero un análisis. Compara el costo contra tus ingresos. Descubrirás que no vale la pena.

4.- Aprovecha al máximo los beneficios para empleados

Muchos trabajadores de tiempo completo en grandes empresas tienen acceso a beneficios y descuentos de un empleador, pero muchas personas los ignoran, lo que les hace perder dinero.

“Hay compañías que te pagan por estar en buena forma física”, apuntó Wilcynski. “Si estás pagando la membresía de un gimnasio o club, tal vez puedas obtener un subsidio”.

Los programas y descuentos corporativos pueden cambiar, así que asegúrate de revisar las ofertas periódicamente para ahorrar lo más que puedas.

5.- No compres seguros que no necesitas

A medida que cambian tus circunstancias de vida, también lo hacen tus necesidades de seguro. El seguro del coche es un buen lugar para empezar.

Por ejemplo, los coches más antiguos podrían no necesitar tanto seguro. Conforme un vehículo envejece, podría tener sentido aumentar el monto del deducible para pagar primas más bajas, expuso Abate.

Si aumentas un deducible, asegúrate de tener suficiente dinero en efectivo para cubrir el deducible más alto si se produce un accidente.

“Si abollo un vehículo de 7 años de antigüedad, quizás no quisiera arreglarlo enseguida. Aumentar el deducible podría supone un ahorro mensual.”

También la cobertura de seguro de vida que necesitas tiende a disminuir con la edad, pues menos personas dependen de tus ingresos, añadió Abate.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR