Nosotros somos los adultos responsables de proteger a nuestros hijos de posibles pederastas. Depende de nosotros que los más pequeños sepan reconocer las situaciones que no estén bien y tengan la confianza —y las herramientas— para hacérnoslo saber.

Laura Landgraf, víctima de abuso en su infancia, ha dedicado su vida a concienciar a las familias acerca de la vulnerabilidad de los pequeños ante transgresiones de este tipo. Aquí nos ofrece 6 consejos imprescindibles para prevenir a tiempo el abuso infantil.

  1. No seas tan ingenuo como para preocuparte solo por los extraños, ya que en la mayoría de los casos de abuso infantil el niño conoce al pederasta y ya se ha establecido entre ellos una relación en la que tu pequeño le ve como una autoridad. Educar a tu hijo acerca de los peligros de las personas desconocidas está bien, pero es más importante que tu hijo reconozca las dinámicas de una relación normal. Así podrá reconocer aquellas que no lo son. La mayoría de los abusos comienzan con la ruptura de alguna norma de comportamiento que no parece importante en primera instancia.
  2. Los avisos acerca de delincuentes sexuales nos dan la oportunidad de conocer a aquellas personas del vecindario que han sido juzgados por delitos de abuso infantil y pederastia, y tomar precauciones como impedir que nuestros hijos tengan contacto con ellos. Pero no cometas el error de pensar que tus pequeños van a estar 100% seguros si dedicas todos tus esfuerzos a vigilar a aquellas personas que ya han sido reconocidas como criminales de esta categoría. Este falso sentimiento de seguridad les da manga larga a aquellos depredadores sexuales que no han sido capturados todavía, para abordar a los pequeños.
  3. Define y explica a tu pequeño los papeles que las personas tienen en su vida y los límites de estos. Por ejemplo, un entrenador de fútbol es solo eso, no conductor de coche, niñero u otra cosa.  Es muy importante asegurarse de que tu pequeño entiende el papel que tiene cada una de las personas, especialmente si son adultos, en su vida. Así podrá reconocer cuando algo no esté bien.
  4. Defiende y actúa cuando los límites del comportamiento aceptable se transgredan. Es importante que entiendas que el abuso sexual no se limita solo al contacto físico. Pornografía infantil, voyeurismoy exhibicionismo también son un crimen, y ha de actuarse en consecuencia.
  5. Como padre, construye límites saludables y razonables con tus familiares, amistades y conocidos.  Tu hijo te observa.
  6. Mantente alerta ante situaciones potencialmente preocupantes, como, por ejemplo, si alguien quiere pasar tanto tiempo con tu hijo como tú. O si alguien insiste en abrazar, besar, tocar, hacer cosquillas o jugar a las peleas cuando tu hijo no está buscando gestos afectivos.

Puedes encontrar más información acerca de cómo detectar y afrontar el abuso infantil en The Fifth Sister—A Memoir, la novela autobiográfica de Laura Landgraf.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR