¿Cuál es elemento más conocido de Kim Kardashian?

En serio, más allá de lo primero que se te vino a la mente.

Oculto entre muchas curvas y la usual nube de paparazzi que la asedian, se encuentra una genuina y aceitada máquina de producir dinero, cuyas unidades de negocio se están transformando en una escuela de mercadeo para muchos expertos.

Con un mercado cautivo de 43,3 millones de seguidores en Instagram y 34,5 millones en Twitter, y con ingresos personales de US$28 millones, hay algo que Kardashian está haciendo muy bien. ¿Pero qué?

He aquí seis lecciones de esta inesperada gurú del mercadeo que los analistas comienzan a reconocer.

1. Tu popularidad está sujeta a tus seguidores

Kim Kardashian se ha encargado de cumplir los deseos de sus seguidores.

No es una marca que se impone, es una marca que se ha dejado llevar por sus consumidores.

De ser una celebridad a un verdadero ícono de la moda y la cultura moderna.

El autor del libro Celebrity, Chris Rojek, identifica tres tipos de popularidad de las celebridades: la que se hereda, la que se alcanza y la atribuida.

Kim Kardashian en alfombra roja

Sin duda, el caso de Kardashian es este último: en una sociedad consumista las marcas sobresalen por la validación (“me gustas” o retuits) que los consumidores hacen de un producto.

En ese sentido, para la revista especializada Marketing, de Reino Unido, una de las clave del éxito de Kardashian ha sido escuchar atentamente qué está pidiendo su público y hacerlo.

2. Contenidos atractivos

La consultora en mercadeo Perri Robinson analiza la estrategia de Kardashian desde el punto de vista del contenido y la estrategia mediática y de redes.

“Usualmente ella combina tretas publicitarias para asegurar su presencia en medios. Por ejemplo, su intento por romper internet posando desnuda (gratis)para la revista Paper, no perseguía un negocio en dinero, sino el reconocimiento de ella como marca”, comentó Robinson para la compañía de análisis de medios Meltwater.com.

La experta en mercadeo señala que, evidentemente, Kardashian sabía que esa campaña generaría múltiples comentarios por sus curvas, por los comentarios picantes o por los memes que sus seguidores producirían.

Kim Kardashian

Para asegurar el éxito de esta estrategia se implementa una coordinación de distintas plataformas: primero enviar una imagen provocadora que no revele mucho en Instagram, que luego sea tuiteada y que al día siguiente sea compartida a través de su blog.

Con esto creó el ambiente para cuando saliera el ejemplar de la revista con ella en la portada.

3. Parecer transparente

Quizás este es el rasgo más característico de Kardashian: compartir a través de los medios cada momento de su vida, entregándole a su audiencia el “poder” de evaluar cómo luce, qué come o viste.

De acuerdo con Marketing, “al compartir toda esta información, de la misma forma que su audiencia lo hace (con selfies), a través de los mismos medios (Instagram y Twitter), con el mismo lenguaje (usualmente adopta hashtags populares para escribir sus mensajes), crea un vínculo emocional con sus fanáticos”.

4. Debes tener piel de cocodrilo

Junto a su masa de seguidores también hay un ejército de detractores.

Una mirada a su cronología puede mostrar insultos de todos los calibres, acusándola por ser un producto de cirugías plásticas, exhibicionista o por llevar una vida ligera.

Frente a eso, Kardashian no ha repondido.

Tuit de Kardashian sobre ArmaniSegún el blog Aytm, su alianza con Armani le permitió ganar US$25.000 por un solo tuit dirigido a sus seguidores, lo cual le generó a la firma de modas 40.000 visitantes en una hora.

No ha reaccionado negativamente, al contrario, se ha mantenido fiel a sus seguidores.

Como dice Christopher Jones, de la Universidad de Illinois, “no trates de insultar a quienes te insultan. No discutas. Tu mejor apuesta para evitar una crisis es disculparse y seguir adelante o no involucrarse del todo”.

5. Selecciona a tus socios

Hay un juego para iPhone que lleva su nombre y que, según Marketing, generó US$43 millones en solo tres meses.

Su alianza con el canal de entretenimiento E! la colocó en el centro del mundo del espectáculo y la moda.

Según el blog Aytm, su alianza con Armani le permitió ganar US$25.000 por un solo tuit, lo cual le generó a la firma de modas 40.000 visitantes en una hora.

Desde productos para adelgazar hasta videos para mantenerse en forma, ella cuenta con un amplio catálogo de marcas que le han permitido extender el alcance de su propia marca.

¿Hay que decir algo al respecto?

Está claro que una piedra importante que sustenta su imperio es saber seleccionar marcas que le agreguen valor a ella y a las que ella pueda retribuirles el favor.

6. Ser egoísta no está mal

Muchas empresas temen mostrar o exhibir sus activos.

Desde el punto de vista de Kardashian, hay que sentirse cómodo con quien se es.

Kim Kardashian madre

Tener un ego desarrollado implica precisamente sentirse seguro de lo que se tiene.

Después de todo, como escribió Ayn Rand, en Fountainhead, “el primer derecho sobre la tierra es el derecho a tener ego”.

O en palabras más coloquiales, si lo tienes, muéstralo.

¿Sobreexpandiéndose?

¿A dónde llegara el imperio de Kim Kardashian? Parece estar en todas partes e ir a todas partes para identificarse con su público.

Pero esto es un riesgo para una sex symbol convertida en mamá.

Según un estudio realizado este año por las páginas web para adultos Pornhub yRedtube, que combinadas suman 40 millones de visitantes al mes, ella es la actriz porno más buscada por mujeres en internet.

Esa también es su audiencia, y ella lo sabe.

Quizás con la maternidad, la marca Kim Kardashian deba comenzar a girar hacia otras audiencias.

El reto será evolucionar, sin desviarse de lo que su audiencia tradicional le ha pedido.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR