Durante todo diciembre, el mundo entero se dispone a celebrar fiestas de todo tipo. En Estados Unidos, el Día de Acción de Gracias marcó el inicio de la temporada festiva.

En otros países de Latinoamérica, más inclinados hacia tradiciones católicas, los primeros días de diciembre se celebra el día de la Virgen, por ejemplo. Tú sabrás bien cuáles son las fiestas que se celebran sin falta en tu país durante esta época. Y también sabrás que muchas de ellas son una buena excusa para reunirse con la familia y los amigos y también, para comer.

No hay duda de que la comida juega un papel protagónico en toda esta temporada y es entonces cuando empiezas a sentir que estás frente a un reto: ¿cómo no aumentar de peso durante las fiestas?

Hay varias cosas que puedes hacer:

1. ¿Qué tal si cambias el enfoque de las reuniones? En lugar de que giren en torno a la comida, puedes usar tu creatividad y hacer actividades distintas: por ejemplo, tarde de manualidades con tus amigas, decorar la casa de un familiar por turnos, salir a caminar para ver las luces de la ciudad, hacer muñecos de nieve (si estás en un lugar donde cae nieve) o hacer posadas y novenas bailables (rezar la novena y luego hacer baile). O ¡lo que se te ocurra! Pon a prueba tu imaginación.

2. Sé realista. No pretendas adelgazar en esta época. Piensa que unos pocos días no deben sabotear todo el esfuerzo que has hecho durante el año por mantenerte en un peso sano. Trata de enfocar tus energías en, por lo menos, mantener tu peso.

3. Si haces una cena, piensa en platillos sanos. Hay muchas opciones que involucran frutas y vegetales así como granos integrales. Las festividades no deben ser sinónimo de grasas y dulces. Regálate un libro de recetas saludables y ponlas en práctica.

4. Si te invitan a fiestas, trata de no ir con mucha hambre. Come bien durante el día para que no llegues a casa de tus familiares o amigos con demasiado apetito y te excedas.

5. La clave está en las porciones. Puedes comer de todo, pero poquito.

6. No descuides las bebidas. El alcohol y otras bebidas típicas de navidad suman calorías que no necesitas. Toma con moderación.

7. Luego de una cena o almuerzo, sal a caminar. No descuides el ejercicio durante esta época, eso te ayudará a sentirte mejor y a mantener tu peso.

Si te das un gusto, no te sientas culpable. Lo importante es equilibrar. Espero que te prepares para tener unas fiestas nutritivas, saludables y divertidas en compañía de todos los que quieres. Recuerda, no se trata de la comida, se trata más bien, de estar rodeado de tus seres queridos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR