¿Dónde podemos ir para escapar del estrés de la vida, del bullicio de la semana laboral y del ruido del tránsito?

Para averiguarlo, consultamos la página web de preguntas y respuestas Quora, donde los internautas compartieron sus opiniones sobre lugares reales que parecen sacados de un cuento de hadas.

Desde un palacio encantador en los Alpes de Alemania que podría competir con el castillo de la Cenicienta, a un paisaje de postal inglés que inspiró a Beatrix Potter y JRR Tolkien, siete destinos de ensueño tan mágicos que es difícil creer que existan de verdad.

Una enorme colcha de retazos de caleidoscópicos colores

Los impresionantes campos de tulipanes de Holanda, con sus anchas rayas de vibrantes azules, rojos, rosas y amarillos, “parecen los dibujos de un libro de cuentos infantil”, escribe en Quora Rahul Shankar.

Campos de tulipanes en Holanda

Shankar agrega que esta zona costera de los Países Bajos “hace recordar al Mago de Oz”.

Es habitual hoy en día rodear las granjas de flores a pie, en bicicleta o en caravana, y los tulipanes tienen una rica y dilatada historia.

Las flores fueron importadas a Holanda en el siglo XVI y alcanzaron su máxima popularidad en el siglo XVII, durante la Edad de Oro Neerlandesa, cuando llegaron a ser tan codiciados que crearon la primera burbuja económica mundial: la “Tulipomanía”.

Los campos más populares se encuentran la parte occidental de Holanda, entre las ciudades de Leiden y Den Helder.

Otros están situados cerca de la ciudad de Enkhuizen y en la cercana provincia de Flevolanda.

Campos de tulipanes desde arriba

Más de 3.000 millones de tulipanes crecen en Holanda cada año, atrayendo a decenas de miles de visitantes.

La temporada de tulipanes se extiende desde marzo hasta agosto, dando a los viajeros tiempo de sobra para contemplar el vibrante espectáculo.

Una fantástica invención de la extraordinaria imaginación de Gaudí

Con sus complejas esculturas simbólicas, monumentales torres rematadas con medallones y fachadas tremendamente imaginativas, la Sagrada Familia se erige desde el área urbana de Barcelona como un elaborado castillo gótico lleno de historias, espíritus y secretos.

Diseñada por uno de los arquitectos más famosos de España, Antonio Gaudí, la historia de esta iglesia católica romana, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco, es una leyenda en sí misma.

La Sagrada Familia

La construcción comenzó en 1882, pero apenas un cuarto del proyecto se había completado a la muerte de Gaudí, en 1926.

Desde entonces, el trabajo ha progresado lentamente, interrumpido por la Guerra Civil española, un incendio y una serie de polémicas controversias.

¿El final feliz? Los arquitectos planean completar el proyecto en 2026, en el centenario de la muerte de Gaudí.

El lugar turístico más famoso de Barcelona atrae a tres millones de turistas al año, y por una buena razón: es una obra maestra vertiginosamente elaborada y no hay otra igual en el mundo.

Razón por la cual, según Aditya Panya, Barcelona se ha hecho tan popular.

“Cualquiera que conozca la obra de Gaudí sabrá apreciar sus descarados e imaginativos diseños, que dejan una sólida impresión de Barcelona como ciudad”, escribe Pandya.

La Sagrada Familia

“El fenomenal trabajo de Gaudí, entre finales de 1880 y 1920, es en gran parte responsable de la vibrante personalidad de la ciudad y en que ésta haya sido reconocida como la capital cultural de España”.

Un escenario que podría robar el protagonismo de cualquier héroe de leyenda

Con sus valles de postal perfecta, rodeados de brillantes lagos, burbujeantes arroyos, onduladas colinas y picos escarpados, el Lake District (Distrito de los Lagos), al noroeste de Inglaterra, ha sido sacado, directamente, de un cuento de hadas.

“Este lugar fue la inspiración de JRR Tolkien para escribir “La Comarca”, la inspiración de Beatrix Potter para el libro infantil Peter Rabbit y la residencia que dio nombre a los poetas “lakistas”, entre los que se incluyen William Wordworth, Samuel Taylor Coleridge y Robert Southey”, dice Jeff Chau.

Cada año, 16 millones de visitantes recorren los 2.292 kilómetros cuadrados del parque nacional, en el condado de Cumbria, para atravesar los lagos, hacer excursiones por las montañas y observar sus maravillosas vistas.

Para quienes viven en la ciudad, especialmente, es como adentrarse en una historia de colinas ondulantes, casas encaladas y terrenos empedrados donde deambulan los ponies.

Una de las ilusiones ópticas más mágicas de la naturaleza

Érase una vez, en la lejana tierra de las Islas Feroe, un brillante lago Sørvágsvatn (también conocido como Lago Leitisvatn), que se convirtió en el lago más asombroso de todos los lagos de las islas.

El Distrito de los Lagos

Con sus más de 6 kilómetros de largo, es el más grande de las Islas Feroe.

Y, como la estrella de una inteligente ilusión óptica, el lago parece que estuviera situado a cientos de metros sobre el mar, con el océano revolviéndose bajo sus plácidas aguas.

“Pero la naturaleza puede ser engañosa”, explica Aneesh Wairagade.

En realidad, el Lago Sørvágsvatn no está más que a unos 30 metros sobre el nivel del mar.

El acantilado frente al lago y un inteligente ángulo fotográfico hacen que el lago parezca que esté mucho más alto de lo que en realidad está.

Visita las 18 islas volcánicas rocosas, conectadas por túneles, transbordadores, calzadas y puentes, y contempla la ilusión óptica más extraña de la Madre Naturaleza, en la isla de Vágar (Dinamarca).

Las islas también cuentan con otras atracciones naturales, como excepcionales aves, espectaculares acantilados y prados de hierba salpicados de ovejas.

La escena final por excelencia

Sobresaliendo drásticamente por encima de las reflectantes aguas de Lysefjord (el fiordo de Lyse), el espectacular precipicio de Preikestolen, en Ryfylke, Noruega, podría ser el escenario de cualquier mítica película de Hollywood.

También conocido como el “Púlpito del Predicador” o la “Roca del Púlpito”, por su parecido con un atril, Preikestolen es una meseta rocosa de 25 por 25 metros, que se eleva 604 metros por encima de las aguas cristalinas.

La cima de Preikestolen, Noruega

Según Derek Harkness, parece “sacado de los dibujos del Coyote y el Correcaminos”.

El acantilado se formó durante la Edad de Hielo, hace unos 10.000 años, cuando los bordes de un glaciar chocaron contra las montañas de los alrededores.

El agua del glaciar penetró en las grietas de la montaña y se congeló, rompiéndose después en piezas colosales.

El resultado fue el alucinante precipicio de Preikestolen.

Las grietas de la Edad de Hielo de la meseta llegarán, en algún momento, a expandirse y fragmentarán la “Roca del Púlpito” en un montón de escombros, pero, según las investigaciones geológicas, no sucederá en un futuro cercano.

“Si yo fuera una princesa, me gustaría que mi castillo fuera como este”

Si no crees en los cuentos de hadas, lo harás después de poner tus ojos en el Castillo de Neuschwanstein.

Esta encantadora fortaleza románica que se alza majestuosamente desde las laderas alpinas al suroeste de Baviera, Alemania, es un palacio de ensueño que se rumorea que inspiró el Castillo de la Bella Durmiente en Disneyland y el Castillo de Cenicienta en Disneyworld.

Castillo de Neuschwanstein

Directamente de los sueños de las pequeñas princesas alrededor del mundo, este mágico palacio tiene todo lo que tendría un castillo de un cuento de hadas: un escenario romántico, una fachada de piedra caliza que brilla intensamente, torretas de fantasía y un interior elaborado con brillantes armaduras.

“Parece realmente como si el Príncipe Encantador y su amada esposa fueran a salir a recibirte a la puerta de entrada”, relató Danielle Maurer.

“Si yo fuera una princesa, me gustaría que mi castillo fuera así”.

En realidad, el castillo fue encargado originalmente como retiro oficial, en 1869, del Rey Luis II, el solitario gobernante de Baviera.

Inmediatamente después de su muerte, en 1886, fue abierto al público y hoy en día más de 1,3 millones de turistas lo visitan cada año.

Una alocada creación de Alicia en el País de las Maravillas, reflejada en una divertida casa de los espejos

“Esto no es una ilustración de un libro de cuentos; es una casa real”, escribió Bruce Feldman, describiendo la fantástica y confusa Krywy Domek, “Casa torcida”, de Polonia.

La

Con sus ondulados techos y ventanas y puertas deformadas, este edificio de 4.000 metros cuadrados “fue inspirado por los dibujos del gran ilustrador de libros Jan Marcin szancer y el trabajo del artista Per Dahlberg”, explica Feldman.

El vertiginoso edificio, en la ciudad costera de Sopot, alberga un centro comercial, restaurantes y una estación de radio, y atrae a cientos de turistas cada año, que desean observar la moderna maravilla arquitectónica con sus propios ojos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR