¿Cuánto afecta el divorcio a tu hijo? Una investigación realizada por University College Dublin revela que los efectos de la separación son más dañinos para los niños que la muerte de uno de los progenitores.

Además, son más propensos a padecer de depresión, tener dificultades en la escuela y desarrollar menos habilidades sociales si se comparan con otros pequeños. The Heritage Foundation elaboró otra investigación titulada “Los efectos del divorcio en América” que indica que los hijos que provienen de padres separados sufren problemas de salud, conducta y emocionales.

Cuando tiene lugar un divorcio, por lo general es una situación complicada y desagradable para todos pero nunca se debe de olvidar un factor tan importante como el bienestar de los menores de edad. Aunque parezca difícil porque la relación de mamá y papá acaba muy deteriorada, es determinante que tus hijos lo asuman y acepten de forma natural. Para lograrlo, conversen con ellos sobre los temas que les afectan y lleguen a acuerdos. Por ejemplo, si eres madre, no prives a tus niños de ver a su padre o viceversa. Si tu familia pasó por esta situación o está en proceso, es importante que tomen en cuenta algunas reglas de oro a la hora de educar en valores, amar y proteger a su hijo o hija.

Jorge Alcalde destacó en una entrevista brindada a Abc y en su libro Te necesito, papá,  lo complicado que es para papá “abandonar” su hogar y acepta que el llevar una “vida en paz” depende de él pero también de su ex pareja. El periodista y escritor te ofrece 8 reglas de oro si eres una madre o padre separado.

Reglas de oro

1. Si tu hijo te realiza alguna pregunta, por más incómoda que sea, dale respuestas sinceras. Nunca le mientas. Si él o ella se sienten culpables del divorcio, hazle saber que está equivocado.

2. Algunos padres sustituyen el tiempo que los niños necesitan por regalos. ¡No lo hagas!Llegará el momento en que tu pequeño te lo hará saber. Usa esos minutos, días o fines de semana para pedir comida a domicilio, conversar e inculcar disciplina positiva.

3. Habla con tus niños sobre sus aspiraciones y deseos en la nueva situación familiar. El divorcio no es un obstáculo para que tu hijo reciba todo tu apoyo a la hora de crecer y desarrollarse como ser humano.

4. No te prives de hablar con tu ex pareja por teléfono, email o redes sociales. No prives a tus hijos de hacerlo.

5. Si tu pareja llega a casa porque es su día de visita, mantén estos momentos libres de discusiones y conflictos.

6. No uses como mensajeros o mediadores a tus niños. Ellos no tienen por qué sentirse como rehenes de tus intereses judiciales.

7. Si tu pareja decide construir una nueva vida, no interfieras. Ni tampoco expongas a tus niños a una relación tuya que sabes que no perdurará por mucho tiempo.

8. Una separación no significa que tienes que abandonar el contacto con tus hijos. Quienes se divorcian son tú y tu pareja, no tus hijos.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR