¿Eres madre soltera? Cada vez más mujeres se convierten en madres solteras. Hacen frente al embarazo solas: cuidan, educan y crían a sus niños sin ayuda de sus padres.

Durante una entrevista otorgada a W Radio en 2013, la terapeuta clínica Lucy Romero habló sobre los beneficios de ser madre soltera.:

-Pasar el tiempo con tu hijo crea un vínculo más fuerte, lo que hace que se erradique la necesidad de dividir el tiempo y espacio entre niño y pareja.

-Los niños crecen con más ganas de vivir en familia. Los pequeños sienten seguros con su madre y confianza en sí mismos.

-Las madres solteras son capaces de dar amor sólido.

-Cuidar y ofrecer amor de madre te hace ser una persona más fuerte y autosuficiente. Vences los miedos y los obstáculos con éxito.

-No necesitas aprobación de tu padre para educar en valores a tu hijo.

-Aunque ambos padres deberían educar a sus niños de la misma manera por el bien de los niños, muchas veces es difícil llevarlo a la práctica.

– Una mujer que enfrenta la vida con sus hijos es capaz de “arreglárselas por sí sola”. Su seguridad aumenta y en casi todos los casos recibe el apoyo de su familia.

-Cuando un niño vive sólo con su mamá, debería estar rodeado de tíos, abuelos, primos…

Ahora bien, cuando eres madre pero no tienes el apoyo físico o económico del padre, es una labor muy difícil pero para nada IMPOSIBLE.

En Familias.com, la colaboradora Gabriela Zúñiga relata su experiencia cuando era pequeña. Indica que recuerda muy bien cómo con su madre formaba una familia. Justamente en una de sus conversaciones con su mamá, esta le dio algunos consejos para criar a un hijo a pesar de no tener el apoyo de un esposo.

ETAPAS

1.Niñez

-Forme límites.

-Enséñale a su hijo a sumar con los dedos sus verdaderas amistades.

-Aunque no esté mamá, hazle entender que debe comportarse como si lo estuviera.

-Impide que la ausencia de un padre sea excusa para que tu hijo tenga berrinches o rabietas donde él quiera.

-Enséñele a ser siempre agradecido con las demás personas.

2.Adolescencia, ¡qué complicada!

-No excusar diciendo que el mal comportamiento se debe a la adolescencia.

-Muéstrale a tu hijo el valor del dinero y lo necesario que es esforzarse para lograr las metas.

-A pesar del cansancio luego ene l trabajo necesitas dedicar tiempo a tus hijos. Esos momentos son ideales para impartir disciplina con amor.

3. Cuando sea adulto

-Confía en que le criaste con amor y correctamente. Luego de educar a tus hijos durante la niñez y adolescencia, lo más importante es que lo apoyes y seas su mejor cómplice.

Ser madre es, sin duda, una de las mejores experiencias que cualquier persona puede experimentar. Ama a tus hijos y edúcalos con los mejores valores. Serán personas de bien y exitosas en la vida.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR