Identificar prioridades y no dejar para mañana lo que puede hacer hoy son claves que le ayudarán a administrar mejor el tiempo. Aquí unos consejos.

En la vida empresarial, el popular adagio según el cual “el tiempo es oro” cobra cada día más vigencia. Los problemas de movilidad, la diversidad de labores que generan agendas cada día más apretadas, así como la necesidad de ser eficientes en cada tarea, hacen que las personas deban ser muy cautelosas en la administración de su tiempo para ser exitosas.

Una de las claves para lograr un buen manejo de este recurso –invaluable y perecedero– es la priorización de temas. José Manuel Acosta, presidente de Human Capital, considera que si no se hace este ejercicio, las personas empiezan a divagar y a perder su ruta.

Aspectos como ponerles horarios a las reuniones y citas, no dejar para mañana lo que puede hacer hoy y concentrarse en cada actividad, pueden ayudar a lograr mejores resultados y, por ende, alcanzar el éxito tanto en la vida personal como laboral.

Los expertos tienen algunos consejos que pueden convertirse en poderosas y prácticas herramientas a la hora de aprender a administrar el tiempo de forma adecuada.

Opinión experta

Los procesos tanto en la vida personal como laboral deben realizarse con disciplina.

Gustavo Sosa-Rostán
Gerente de retiro de Mercer

Organizar reuniones efectivas, con agendas previas, asignar tiempos por temas, así como terminar las tareas que se inician sin dejarlas para después, son aspectos clave para administrar bien el tiempo. A esto debe sumársele la puntualidad y una comunicación simple, efectiva y eficiente de las tareas.José Manuel Acosta

José Manuel Acosta
Presidente de Human Capital

Priorizar es clave. Las prioridades cambian conforme evoluciona y se transforma nuestra vida, pero la capacidad para saberlas identificar será la que nos permita diferenciar lo urgente de lo importante y focalizar los esfuerzos en lo que consideremos tiene trascendencia.

1| No hable más de la cuenta. Ser muy estrictos en el manejo del tiempo durante las citas, sin extenderse más allá de lo necesario, y asignar horarios determinados a las reuniones, puede ayudarle a lograr mayores niveles de eficiencia.

2| No pierda el foco. Cada reunión debe tener un objetivo, un desarrollo y un resultado. Es importante antes de iniciar un encuentro de trabajo dejar claro el itinerario a seguir, dice la consultora María Reina. Esto ayuda a respetar el tiempo y la agenda de los demás.

3| Evite ‘reunionitis’. No caiga en reuniones innecesarias, sea estratégico y selectivo, sugiere Marcela Zapata Salazar, section manager de Hays, para quien otro punto clave es resolver asuntos que dependen de su gestión y que sirven para que los demás puedan avanzar.

4| Tenga claro para dónde va. Iniciar el día con un horizonte claro es fundamental para establecer acciones puntuales que lo lleven a cumplir con lo propuesto. Sin embargo, es determinante dentro de esa planeación establecer actividades que le permitan descansar y relajarse, ya que un cuerpo y una mente cansados son sinónimo de dispersión y poca concentración.

5| Concéntrese. La famosa procrastinación es definitivamente el gran enemigo en la gestión eficiente del tiempo. Evitar concluir actividades o darse prórrogas permanentemente solo lleva a extender lo inevitable. Es fundamental definir las tareas, comenzarlas y focalizarse en cerrarlas y generar los resultados esperados.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR