De seguro que ya has intentado perder peso una y otra vez sin tener resultado, has probado diferentes dietas y recetas de cocina que prometen milagros, pero finalmente no hay éxito alguno y te preguntas qué ocasiona tu fracaso. ¿Pensaste alguna vez en eliminar los productos elaborados con harina?

El pan es un alimento que jamás falta en la mesa familiar, ya que está asociado directamente al trabajo… “El pan nuestro de cada día”.

Sin embargo, con el paso de los años y el cambio de la cultura, el pan ha abandonado esa figura para convertirse en un alimento casi imprescindible, que puede hacer fallar cualquier dieta.

Entre las preocupaciones principales de la actualidad están la diabetes y la obesidad, provocadas por una mala alimentación sumada al sedentarismo.

Los carbohidratos son uno de los nutrientes más relevantes de nuestro organismo, ya que estos se transforman en energía para que los órganos realicen sus funciones correctamente.

Los hidratos de carbono se dividen en simples y complejos:

  • Simples: estos carbohidratos poseen uno o dos azúcares, como por ejemplo la galactosa y la fructosa.
  • Complejos: estos, poseen tres o más azúcares y con frecuencia son conocidos como alientos almidonados. Aquí entra el pan y sus derivados.

El problema de los carbohidratos reside cuando se ingieren en exceso, lo cual puede generar obesidad y sobrepeso.

Por tal motivo es importante obtener nutrientes, vitaminas y carbohidratos de forma simple y natural, como puede ser a través de cereales integrales y también de frutas de mesa.

Hay estudios que demuestran, que quienes llevan a cabo una dieta baja en calorías, tuvieron mucho más éxito que aquellos que ingirieron diferentes alimentos incluyendo el arroz blanco y el pan.

Entonces, ¿Debemos abandonar el pan completamente?, no es necesario, ya que los hidratos de carbono son muy importantes para la dieta, aunque debes recordar que todos los alimentos poseen, aunque sea un poco, de carbohidratos.

Debes eliminar o reducir en un 90% el consumo de alimentos derivados de la harina. A continuación te dejamos algunos tips que te permitirán mantener la silueta:

  • Debes seleccionar los alimentos a base de granos, como la avena o el pan integral de trigo.
  • Disminuye las porciones diarias de pan y aumenta la ingesta de granos y fibras.
  • Revisa siempre las etiquetas de los alimentos que vas a comprar.
  • Elige productos que aporten mínimamente 3 gramos de fibra por cada porción.

Además de esto, recuerda consumir frutas y verduras, procurando siempre acompañar tu dieta con rutinas de ejercicio. Así mejorarás tu salud, tu figura y podrás mejorar tu calidad de vida.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR