Es gigante el número de parejas enamoradas que se unen y que acaban en poco tiempo. No es de extrañar saber de parejas que creímos iban a durar mucho tiempo juntos y resultan que terminan de un momento a otro.

Por ello te traemos las 5 acciones comunes que destruyen una relación. Conócelas y evítalas si esperas tener algo duradero:

Centrar tu vida sólo en la pareja

Equivocadamente, sucede que durante la relación alguno de los dos convierte en ídolo a su pareja y se olvida del resto del mundo. Sólo piensa, habla y vive cuando está cerca del ser que considera estar enamorado. Llegando al punto de hasta olvidar a su amigos y familiares. Al final se queda sin pareja y sin amigos.

Pensar que ya está todo ganado

Es importante recordar cómo te sentías al principio de la relación. Esos pequeños y grandes detalles que hacías para ganarte a esa persona especial. Todo comienza a ir mal cuando dejas que la rutina domine tu relación y llegar a pensar que ya te ganaste a tu pareja y por lo tanto no harás nada para seguir enamorándola. Recuerda que ninguna relación está totalmente garantizada.

No dedicar tiempo para estar juntos

Es normal que tu agenda esté siempre llena y tu estés corriendo por todos lados para cumplir con tus compromisos, pero el único modo de mostrar verdaderamente que la otra persona te importa y que la quieres es dedicarle un poco de tiempo. ¿No lo tienes? Encuéntralo. Hazle saber lo importante que es para ti y no dejes que el trabajo o los estudios te consuman.

Avanzar muy despacio

Llegado al punto de establecer los parámetros en la relación y establecer cuáles son sus intereses y objetivos, todo debe avanzar emocional y físicamente. Si se estancan en solo planear y no hacer, el aburrimiento los abordará rápido y desearán con desesperación terminar con todo.

Ir muy rápido

Es común que dos personas se conozcan, se enamoren, sientan que se conocen de toda la vida y quieran seguir avanzando. Pero aún todo esto es poco para tomar la decisión de pasar una vida entera juntos. Es mejor dejar que el fuego de la pasión baje un poco para tomar decisiones tan importantes en la relación. No vayas corriendo, pero tampoco gateando. Sólo camina y deja que las cosas se den.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR