Una investigación reciente sobre los ojos de estos reptiles feroces así lo ha confirmado. Elaborado por expertos australianos, el estudio reveló cómo estos animales usan su mirada para acechar a sus presas sobre la superficie del agua.

La fóvea es un área que contiene receptores que agudizan la visión del cocodrilo y tiene la forma de una línea horizontal difiriendo de los demás animales. Esto les permite explorar sus entornos sin necesidad de girar la cabeza.

Los expertos también encontraron diferencias en las células presentes en el cono, la cual detectan los colores entre especies de agua dulce y salada.

Visión Borrosa

Publicado por la revista Journal of Biology Experimental, este estudio sugiere que aunque poseen una vista muy borrosa bajo la superficie acuosa, usen sus ojos de todas formas. Esto significa que bajo el agua las condiciones difieren entre el agua dulce y la salada, ocasionando que los ojos de estos reptiles se adapten perfectamente.

“Por lo general, en el agua salada hay más luz azul, mientras que en el agua dulce la luz es más roja. Los cocodrilos se adaptan a eso” indicó Nicolás Nagloo (Experto australiano).

Nagloo y sus compañeros analizaron las cuencas oculares en ejemplares jóvenes de agua salada y dulce. Al medir la luz absorbida por los foto receptores alojados en la retina, se encontraron con que los reptiles de agua dulce se desplazaban para los lugares de longitudes con ondas más largas y rojas, en comparación con especímenes de agua salada.

Hallar esta sensibilidad en los cocodrilos fue algo inesperado, ya que estos depredadores temibles realizan su alimentación, caza y apareamiento sobre la superficie terrestre.

La sorprendente visión de los cocodrilos para acechar a sus presas - 4“Es increíble, puesto que estos animales no pueden hacer foco bajo el agua, aunque la sensibilidad a la luz suele ser muy importantes para ellos” indica Nagloo.

El equipo estudió también la densidad de los receptores ubicados en la retina en estas dos especies.

Al Acecho

Generalmente, la visión de los cocodrilos es menos precisa que la de los hombres, alcanzando una claridad 7 veces menor que la del ojo humano. Sin embargo, la línea fóvea posee una gran adaptación que se ajusta perfectamente a su estilo de vida.

La sorprendente visión de los cocodrilos para acechar a sus presas - 3
Los cocodrilos pueden acechar a sus presas sin mover la cabeza gracias a la particularidad de sus ojos.

La fóvea, es una melladura en la retina, la cual contiene muchas células receptoras. Esta deformación se debe a la transmisión de información proporcionada por las células, las cuales emiten datos visuales al cerebro.

Esta pequeña zona nos permite leer, aunque en el caso de las personas debemos mover los ojos para poder visualizar detalladamente, cosa que en los cocodrilos no sucede.

Entre tanto otros animales, en particular los mamíferos que viven en espacios abiertos como ciervos y conejos poseen capacidades similares a la de los cocodrilos, aunque según Nagloo esta particularidad es más sutil que en los reptiles.

“Un rayo visual, sólo es una elevada densidad celular con forma alargada. La Fóvea lleva al extremo esto. El número de estos foto receptores es tan elevado que deban mover los transistores para poseer más espacio. Esto ocasiona un cableado diferente, no he visto nunca un animal con esta clase de sofisticación” Concluyó Nagloo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR