Un informe de la Organización Mundial de Conservación alerta que el cambio climático, la destrucción de hábitats naturales y la sobrepesca han reducido la población marina a la mitad, especialmente las especies de consumo humano.

En los últimos 40 años, la mitad de la vida marina ha desaparecido, según el alarmante Informe Océano Vivo de WWF. En algunos casos, la reducción supera el 75 por ciento, especialmente en las familias de peces utilizados para el consumo humano, como el atún, los bonitos o la caballa.

Entre los diversos factores involucrados en la drástica disminución de la fauna marina, el cambio climático se posiciona como uno de los principales, al ser señalado como responsable de una transformación de los océanos tan rápida como no había ocurrido en millones de años.

“La sobrepesca, la destrucción de los hábitats marinos y el cambio climático tienen consecuencias nefastas para toda la población humana, siendo las comunidades más pobres que dependen del mar las más afectadas. El colapso de los ecosistemas oceánicos podría desencadenar un declive económico serio y socavar nuestra lucha para erradicar la pobreza y la desnutrición”, señaló Marco Lambertini, director General de WWF Internacional.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR