Es viernes en la noche y te encuentras feliz porque he llegado el tan esperando fin de semana. Te has puesto tu mejor ropa, reuniste a tus amigos para tomar unas cervezas y has salido a disfrutar. La noche ha empezado y el alcohol comienza a ser la protagonista de la noche. No son ni las 2 de la mañana y ya el efecto de las bebidas empieza a alborotar tus sentidos.

La fiesta terminó y tu cuerpo se encuentra o se siente en muy mal estado. En ese momento crucial en que te sientes mal y la cabeza te va explotar, surge la pregunta ¿Por qué el alcohol me hace tanto daño? Ante esta situación, la ciencia te responde:

Si bien es cierto que el alcohol en grandes cantidades puede resultar dañino para nuestra salud, existen diferentes estudios, que argumentan, que el alcohol puede afectar en mayor o menor grado a una persona.

¿A quiénes afectan más el alcohol?

Según estudios las mujeres y los ancianos tienden a ser más propenso a sufrir los efectos del alcohol. En el caso de las mujeres, el alcohol es absorbido por la sangre y los efectos tienden a concentrarse y convertirse en mayores problemas.

Con respecto a las personas mayores, su nivel de resistencia tiende a ser menor que el promedio. La gente de la tercera edad, posee menores cantidades de agua en su cuerpo y, por esta razón, la retención de alcohol tiende a ser mucho más alta. Igualmente, al envejecer, las células se vuelven sensibles y los efectos tienden a visualizarse como mayores.

¿Cuánto grado de alcohol se necesita para emborracharse?

Aunque el grado de alcohol interfiera en esta situación, existen personas que poseen poca resistencia. Las personas que sufren este tipo de problemas, tienden acumular, en mayor grado, el alcohol en la sangre y por tanto lo procesan de manera más lenta. Incluso, los efectos pueden durar varias horas y necesitarás medicamentos para disminuir las consecuencias.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEBBC Mundo
COMPARTIR