Los niños, tienden a ser más vulnerables, es por eso que deben vacunarse y mantenerse determinadas condiciones de higiene para evitar contagios. A continuación podrás conocer cómo aliviar los síntomas de la gripe.

Anualmente, los más propensos a contraer influenza son los adultos mayores de 65 años y los niños menores de 5, en los cuales pueden registrarse complicaciones fatales.

Una de las formas más fáciles de prevenir la gripe es vacunando, poniendo la higiene en regla para evitar contagios. Lavarse las manos con abundante agua y jabón también es importante. Evitar el contacto con personas enfermas, cubrirse con un paño al toser o estornudar, si no tienes algo para cubrirte hazlo con el codo y nunca con las manos, así evitarás el contagio.

Recomendaciones para aliviar los síntomas de gripe en los niños - 2

Si tu hijo ya se ha contagiado hay que curarlo lo más pronto posible, es necesario cerciorarse de que es influenza lo que tiene; existen diversas señales que pueden ayudarte a comprobar esta patología.

  • Si tu hijo/a aparenta estar enfermo, acude de inmediato al médico.
  • Si respira rápidamente o se le complica hacerlo, corre al hospital.
  • Si no tiene lágrimas, no orina y tiene la boca seca, llévalo al doctor.
  • Si su piel se torna azul, al médico.
  • No quiere jugar y solo desea dormir, hospital.
  • Aparición de salpullidos y fiebre, acude al profesional.

Luego de visitar al pediatra, sigue sus consejos, evita por todos los medios auto medicarlo, incluso si se trata de un medicamento libre, no le des nada sin consultar antes al profesional, pues puedes provocar efectos secundarios más graves.

Descartando el uso de remedios sin supervisión médica, existen otras opciones que pueden ayudarte a calmar o atenuar sus síntomas:

  • A los bebes de hasta un año, se recomienda darles líquidos tibios y claros, jugo de manzana o agua.
  • De 1 a 6 años, se les puede suministrar una cucharada chica de miel, la cual reduce las secreciones, en caso de que tu hijo/a sea menor a los 12 meses, no debes darle miel, pues es muy riesgoso.
  • Luego de los 6 años, puedes darles unos caramelos que vienen para la tos.
  • Un nebulizador o baño de vapor puede ayudar.
  • Mucho líquido, buena alimentación y buen descanso, es importante.

Si tu hijo supera los 6 años, debe quedarse en el hogar y así evitar contagios.

Trata de llevar una buena higiene y así poder prevenir la influenza o la gripe. El secreto recae en lavarse las manos al menos por 20 segundos con abundante agua y jabón; evita tocarte la nariz o la boca, más aún si has tocado lugares de mucho tránsito. Intenta alimentarte sanamente, ingiere frutas y verduras, haz ejercicio y bebe mucha agua; descansa el tiempo adecuado (7-8 horas), así fortalecerás tu organismo y tus defensas. Si posees alguna duda con respecto a la vacuna anti gripal acude al especialista.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR