La placa dental, esa capa invisible y pegajosa de gérmenes que se forma sobre los dientes y las encías, precursora de las caries y la coloración amarilla de la dentadura, se podría prevenir de forma natural con un extracto de arándanos, de acuerdo con una investigación realizada en la Universidad Laval en Quebec, Canadá.

El estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry, refiere que el extracto de arándano silvestre pueden ayudar a prevenir la formación de la placa dental y podría conducir al desarrollo de una nueva terapia para el tratamiento de la periodontitis (inflamación e infección de los ligamentos y huesos que sirven de soporte a los dientes) y una menor necesidad de antibióticos.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos refiere que la periodontitis ocurre cuando la inflamación o la infección de las encías (gingivitis), causada por la placa dental se deja que avance sin tratamiento. La infección e inflamación se diseminan desde las encías (gingiva) hasta los ligamentos y el hueso que sirven de soporte a los dientes. La pérdida de soporte hace que los dientes se aflojen y finalmente se caigan.

Para tratar esta condición, los dentistas, periodoncistas o higienistas dentales, generalmente raspan la placa y el sarro que se acumulan en la base de los dientes y a veces tienen que recurrir a los antibióticos convencionales para detener el avance de la infección y la inflamación en la boca, dependiendo de cuánto ha avanzado la enfermedad.

En busca de compuestos antibacterianos naturales para tratar la enfermedad de las encías, Daniel Grenier y sus colegas querían ver si los polifenoles de los arándanos podrían ayudar a combatir la Fusobacterium nucleatum, una de las principales especies de bacterias asociadas con periodontitis.

En el laboratorio, los investigadores probaron con los extractos de arándano salvaje o lowbush (Vaccinium uliginosum L.) y observaros que sus polifenoles (compuestos bioactivos con capacidad antioxidante) inhibieron con éxito el crecimiento de la Fusobacterium nucleatum, así como su capacidad para formar biopelículas. El extracto de arándano también bloqueó una vía molecular implicada en la inflamación, una parte clave de la enfermedad de las encías.

Los autores del trabajo se encuentran desarrollando un dispositivo oral que podría liberar lentamente el extracto de arándano después de una limpieza profunda para ayudar a tratar la periodontitis.

Según la Asociación de Odontólogos de Estados Unidos (ADA, por sus siglas en inglés), las personas que fuman y mastican tabaco tienen más posibilidades de tener placa y acumulación de sarro y de mostrar signos de enfermedad avanzada de las encías.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR