La naturaleza es tan sorprendente, ya que no crea a ninguna persona igual. Todos somos seres únicos e irrepetibles, sin embargo, en algunas ocasiones nos regala algunas personas como Ava Clarke que no sólo nos asombran con su belleza, sino también por su forma de ser que inspira y mueve masas.

Ava es una pequeña albina de raza negra que desde su nacimiento los doctores le dijeron que perdería la vista en cualquier momento, cosa que no sucedió ni ha sucedido. Pero a pesar de todos los pronósticos, ha decidido aceptar su destino y ayudar a todas las personas que pueda.

Con sólo ocho años, se ha robado toda la atención de las redes sociales y puede que sea la niña más bonita del mundo con ese cabello rizado de color rubio, ojos claros y una piel blanca como las perlas.

Además, ha sido criada sin prejuicios y es por esa razón que todos los vídeos que ha subido van dirigidos a aquellas personas que no están conformes con su apariencia física.

Con una sencillez que la caracteriza probablemente ha cambiado la vida de muchos, creemos que tiene bien merecida su fama y esperamos que no cambie con el tiempo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR