Una flora intestinal poco diversa puede causar problemas de salud como obesidad, asma y diabetes tipo 1. Por eso conviene evitar el consumo de alimentos procesados y seguir una dieta rica en frutas, verduras, pescado, granos con alto contenido de fibra y otros alimentos “integrales”.

El contorno de tu cintura puede estar determinado por la presencia de las bacterias que tengas en el intestino. Así lo determinó un estudio, que contó con la participación de unos 900 adultos holandeses.

La investigación halló que hay bacterias intestinales capaces de ayudar a determinar no solo los niveles de grasa corporal, sino también las concentraciones sanguíneas de colesterol HDL y triglicéridos. El colesterol HDL es el “bueno” que ayuda a mantener un corazón sano; los triglicéridos son otro tipo de grasa en la sangre que, en exceso, pueden contribuir a enfermedades cardíacas.

La investigadora principal Jingyuan Fu explicó que este es el primer estudio que ofrece “pruebas sólidas” que vinculan las bacterias intestinales con los niveles de colesterol y triglicéridos. La experta, quien es profesora asociada de Genética en el Centro Médico Universitario de Groninga, en los Países Bajos, aclaró que si de todos modos, no demuestra que las bacterias alteran directamente las grasas en la sangre de las personas.

Por eso lso investigadores señalan que aún es demasiado pronto para recomendar el uso de complementos probióticos para la prevención de las enfermedades del corazón. Sin embargo, estos resultados se suman a la creciente evidencia de que el microbioma intestinal desempeña un papel importante en la salud humana. El término “microbioma” se refiere a los billones de bacterias y otros microbios que habitan de forma natural en el intestino.

Una investigación reciente reveló que estos microorganismos hacen mucho más que apoyar una buena digestión. Estos también ayudan en todo, desde la función inmune hasta la metabolización de fármacos para la producción de vitaminas, compuestos antiinflamatorios e incluso sustancias químicas que transmiten mensajes entre las células del cerebro.

Los estudios también sugieren que cuando el microbioma carece de diversidad puede contribuir a problemas de salud como la obesidad, el asma y la diabetes tipo 1.

Este último estudio “aporta información importante para nuestra comprensión del microbioma intestinal y los riesgos de salud, en particular, de las enfermedades cardiovasculares”, señaló la Dra. Lea Chen, gastroenteróloga e investigadora del microbioma del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York (NYU) en la ciudad de Nueva York.

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 10 de septiembre de Circulation Research, se basaron en 893 adultos de entre 18 y 80 años. El equipo de Fu analizó muestras fecales para obtener una instantánea del microbioma intestinal de cada persona.

En general, los investigadores encontraron 34 tipos de bacterias que se relacionaban con los triglicéridos y los niveles de HDL de la gente, y con el índice de masa corporal (IMC), una medida del peso en relación con la altura.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR