Las personas muchas veces suelen menospreciar y discriminar a quienes padecen síndrome de down, quizás porque las prejuzgan sin conocerlas, pero una cosa es segura, quienes padecen de este síndrome son personas iguales a nosotros y en algunas oportunidades son un gran ejemplo de vida para muchos. Así es la historia que conocerás hoy, que seguro que al igual que a nosotros, te conmoverá hasta las lágrimas.

Robert Lewis, es un joven de 19 años que padece síndrome de down y eso no le impide ser el capitán de su equipo. Sus compañeros decidieron homenajearlo y aprovechando la fecha de su cumpleaños armaron un partido especial, en donde Robert se convertiría en estrella.

El partido estaba igualado, y cuando faltaba menos de 1 minuto, un compañero le hizo un pase para que Robert lanzará de 3 y anotará un triple que desatará la locura, el llanto y el descontrol de sus compañeros y de quienes estaban presenciando el partido.

Una gran historia de vida, y un juego muy emocionante, mira el video y no te pierdas la emoción del final.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR