El cambio climático ha traído cientos de consecuencias para todo el mundo. Muchos lugares se han visto afectados y casi a nivel mundial, la situación es alarmante.

Pero no todo está perdido.

Hay quienes se han visto beneficiados gracias al cambio climático, los alces por ejemplo.

A comienzos del siglo XX, con largos inviernos y gruesas capaz de nieve que cubrían los arbustos que servían de alimento para estos animales, los alces se encontraban en serios problemas y su número iba en picada en Alaska.

En la actualidad, debido al calentamiento global y a las altas temperaturas que azotan a todo el planeta, los alces están extendiéndose a lo largo de la tundra en Alaska y su número aumenta rápidamente.

¿A qué se debe este cambio?

Estudio demuestra que debido al cambio climático y a los largos veranos que se presentan en la región, las plantas han alcanzado crecer mucho más de lo normal. Comparando el crecimiento de los arbustos; en 1860 su tamaño era de 1,1 metros, cuando en el 2009 eran de casi 2 metros.

¿Cómo se beneficia el alce salvaje del calentamiento global 1

Esto hace posible que en invierno los arbustos sobresalgan de las gruesas capas de nieve y así los alces puedan encontrar su comida.

Uno de las razones por la que el número de alces se encontraba en descenso era por su poca alimentación en invierno. Los alces solo pueden alcanzar los arbustos que atraviesan la capa de nieve, mientras que los renos excavan en el hielo para encontrar su comida.

Debido a esto la población de estos mamíferos habitantes de los bosques nórdicos, ha experimentado un gran incremento. Gracias al aceleramiento en el crecimiento de las plantas que consumen, los alces siguen colonizando cada vez más grandes extensiones de tierra en Alaska.

Los expertos creen que hay más especies que se benefician de este fenómeno, las liebres americanas por ejemplo. Comentan que esto no solo ocurre en Alaska, sino en otros países como Canadá y el norte de Rusia.

¿Cómo se beneficia el alce salvaje del calentamiento global 2Lo presentan como el surgimiento de una nueva comunidad de vida silvestre, el lado bueno del calentamiento global.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR