Una nueva investigación se desarrolla en la unidad hospitalaria de la Universidad de Copenhague, sobre las posibles causas que han afectado a la calidad del esperma de los hombres en los últimos 50 años, pretendiendo encontrar a los posibles culpables entre los compuestos de los productos de uso más recurrente entre los varones.

De este modo, entre un montón de factores, los investigadores han centrado su atención en los bloqueadores solares, los cuales reunían diversas cualidades que les permitió entrar como prioridad en el estudio y de los que se están teniendo algunas aproximaciones interesantes, sin embargo, aún no hay nada formalmente presentado ante las publicaciones arbitradas que les confiera la garantía de ser una investigación concluyente.

No obstante, una vez que los bloqueadores solares han sido reconocidos como disruptores endocrinos, es decir, que tienen un alto potencial para afectar el sistema endocrino de quien los use, y de lo que nunca nadie ha hecho advertencia alguna, la investigación ha procedido a comprobar su capacidad para alterar la calidad del esperma.

Los hallazgos hasta ahora sólo son parciales y si bien es cierto que al realizar las pruebas directas del bloqueador sobre el esperma, se ha evidenciado la rápida desmejora en su calidad, esto no explica realmente si el bloqueador solar tiene una verdadera influencia sobre el esperma, estando éste aún dentro del individuo.

Los análisis de orina permitieron afirmar que el bloqueador solar efectivamente es absorbido por la piel y llevado al torrente sanguíneo, para luego ser excretado, pero aún no se tiene ninguna información de cómo el bloqueador pudiese llegar hasta el esperma o de cuál es la fisiología específica que logra afectar, aunque ya existen pistas sobre la posibilidad de que a nivel químico, el bloqueador solar funcione de forma similar a la hormona femenina progesterona, alterando la función de los espermatozoides desde su propio interior, reduciendo su calidad y disminuyendo su capacidad para moverse, llegar hasta el óvulo y penetrar en él.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR