Consumir 100 gramos de calabacín aporta tan sólo 31 kilocalorías. Esta verdura no solo es ligera, sino que se compone en un 90% de agua, por lo que es un alimento estrella para incorporar en dietas de adelgazamiento y para consumirla en días de calor, siendo una maravillosa fuente de hidratación.

El calabacín es rico en Vitamina C, por tanto, un plato de esta verdura va a contribuir a subir las defensas y a reforzar el sistema inmunitario, además de ayudar a cuidar la piel promoviendo la formación de colágeno natural. Además, aporta pequeñas cantidades de fibra, por lo que aquellas personas que padecen estreñimiento encuentran en este alimento una ayuda para favorecer el tránsito intestinal.

Una parrillada de verduras en la que incorporemos calabacín va a aportarnos también magnesio y potasio, minerales que intervienen en la transmisión del impulso nervioso muscular. Este alimento es además rico en ácido fólico, que ayuda a prevenir que las mujeres embarazadas tengan hijos con malformaciones congénitas como la espina bífida.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR