¿Sería el mundo un lugar mejor si las fortunas de los más ricos fueran distribuidas equitativamente entre los más pobres? Expertos de Bloomberg L.P trataron de responder a la inquietante pregunta creando el Índice de Robin Hood.

Economistas de la compañía estadounidense Bloomberg analizaron los datos sobre 42 países con características demográficas y económicas radicalmente diferentes y midieron cuánto beneficiaría a cada persona del 15 por ciento de los ciudadanos más pobres la redistribución de la fortuna del individuo más rico de su país. A propósito, sólo en cuatro países de los analizados ―Chile, Países Bajos, Francia y Australia― la persona más rica es una mujer.

En el estudio fueron utilizados los datos del Índice de Multimillonarios de Bloomberg y de la CIA World Factbook. El Índice de Robin Hood creado por los analistas de Bloomberg muestra la suma en dólares que recibirían los compatriotas más pobres por parte de los multimillonarios, si su patrimonio neto fuera liquidado y redistribuido.

El patrimonio neto de Bill Gates, el fundador de Microsoft, que encabeza la lista de las personas más ricas del mundo a lo largo de las últimas décadas se convertiría en un pago único de 1.736 dólares, si fuera distribuido entre el 15 por ciento de los estadounidenses más necesitados.

La redistribución de la riqueza valorada en 19.200 millones de dólares del multimillonario indio Mukesh Kakambani, director general de la mayor empresa india del sector privado Reliance Industries, incluida en la lista de Fortune 500, resultaría en que cada persona pobre conseguiría tan solo 59 dólares, lo que en India es suficiente para pagar 118 comidas básicas, cuyo precio es de 35 rupias (50 centavos). La suma que recibirían las personas más necesitadas de la India es la más pequeña en comparación con lo que ganarían los pobres de otros países analizados.

Chipre y Suecia son los países donde la redistribución de la fortuna de los compatriotas más ricos beneficiaría más a los pobres: cada una de las personas más necesitadas recibiría 45.987 y 33.149 dólares respectivamente. Sin embargo, estos casos son excepcionales. Chipre y Suecia tienen una población total pequeña (la población de la isla de Chipre, situada en el mar Mediterráneo, es de 1.1 millón de personas) y un nivel de vida bastante alto (Suecia tiene un registro de precios estables y uno de los PIB per cápita más altos del mundo).

La lista de 42 países analizados por expertos de Bloomberg incluye cuatro naciones de América Latina: Brasil, Chile, Colombia y México.

Los chilenos más pobres recibirían un pago único de 5.384 dólares si entre ellos fuera distribuida la riqueza de Iris Fontbona, cuyo nombre aparece en el número 27 de las personas con más dinero del mundo en el ‘ranking’ de la revista ‘Forbes’, evaluándose su fortuna en 19.200 millones de dólares.

Si el patrimonio neto del segundo hombre más rico del mundo Carlos Slim Helú, que asciende a los 77.100 millones de dólares, fuera liquidado y distribuido entre los mexicanos más necesitados, cada uno de ellos ganaría 1.121 de dólares.

Los colombianos y brasileños más pobres recibirían un pago único de 978 y 562 dólares respectivamente, si las fortunas de Luis Carlos Sarmiento Angulo, empresario constructor y banquero colombiano, y Jorge Paulo Lemann, magnate brasileño y dueño de Heinz, Burger King y Kraft, fueran liquidadas y distribuidas entre sus compatriotas más necesitados.

Medir el impulso que daría el pago a los pobres después de la liquidación y redistribución del patrimonio neto de su compatriota más rico es difícil, ya que cada dólar recibido podría ser gastado en cosas distintas. Eso depende del valor de la moneda local, afirman los expertos de Bloomberg. La línea de pobreza (conocida también como el umbral de pobreza, el nivel de ingreso mínimo) también varía según las naciones. Sin embargo, la conclusión principal de los economistas de Bloomberg es que “la versión moderna de Robin Hood poco ayudaría a mejorar la calidad de vida de las personas más necesitadas”.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR