A todas las personas les ha pasado en algún momento de su vida que se enfrentan con situaciones económicas complicadas ya sea porque tienen muchas deudas o porque están gastando más de lo que ganan. Y, por lo general, siempre suelen echarle la culpa a que no tienen un buen sueldo o “que todo está muy caro”.

Bueno, la situación de cada persona es distinta, eso sí. No es lo mismo una familia que sobrevive sólo con un salario mínimo a una joven que ya tiene su título universitario y vive con sus padres. Pero a veces todo puede basarse simplemente en estrategias básicas para comprender, realmente, a dónde se está yendo el dinero.

Para ello, lo único que debe hacer es adoptar hábitos más saludables con sus finanzas, es decir, formas en las que usted puede trabajar con lo que ya tiene sin tener que buscar más allá de sus medios y que no le implique grandes esfuerzos.

Y se trata de hábitos porque una vez usted los aplica en su vida, en el día a día, puede darse cuenta cómo su relación con su bolsillo y su presupuesto pueden cambiar radicalmente. Lo único que requerirá es disciplina y fuerza de voluntad para lograrlo, ya después lo tendrá tan “internalizado” que simplemente surgirá como algo inconsciente.

Su pensamiento

Quizá la regla general en temas de dinero es que usted maneje un presupuesto, ahorre lo que pueda e invierta luego de tener una suma de dinero. Pero si usted intercambia estos pasos, puede avanzar bastante en su vida financiera. La recomendación de Forbes es que usted adquiera el hábito de cambiar la mentalidad: a penas reciba el sueldo, ahorre primero y el resto, sí distribúyalo en lo que necesita. Esto definitivamente hace que su vida cambie por completo.

Lo que admira

Una de las estrategias más útiles es que usted tenga claro quién es y para dónde va. Eso ayuda a que tenga proyecciones claras y establezca objetivos. Una vez usted sabe a dónde va, lo único es que tiene que establecer el “paso a paso” para hacerlo. Para ello, la recomendación de Business Insider es que empiece a salir con la gente que más admira, teniendo perfiles que quiera imitar y conocer para adaptar a su propia personalidad.

No en vano existe el dicho “dime con quién andas y te diré quién eres”. Esto le permitirá conocer nuevos lugares, comprender cuáles son esas estrategias de las personas para lograr sus objetivos y aprender de ellos y de su experiencia.

Dentro de sus medios

Es algo básico, pero si usted instala el chip en su cabeza de “aprender a vivir con menos”, su mentalidad con respecto al dinero cambiará por completo. Según Money, de US News, esta es la estrategia básica de cualquier persona que quiere convertirse en alguien “rico”, porque sabe que a veces las marcas y cosas superficiales pueden llegar a costar mucho más, cuando encuentra otros medios y productos de igual calidad a mejor precio.

La idea es vivir con lo básico. Aunque la tecnología y la moda estén haciendo un llamado constante a comprar, cuando usted aprende a vivir con lo básico y lo necesario, el dinero le podrá alcanzar para muchas más cosas.

Trucos mentales

Todo es cuestión de pensamiento. Muchas personas prefieren gastar altos presupuestos para un almuerzo, sin considerar que esos $30.000 o $50.000 que gasten, pueden ser invertidos en cosas más provechosas. Pero todo depende de gustos.

Aquí en Finanzas Personales ya hemos recomendado esos trucos psicológicos para ahorrar más y que, definitivamente, pueden cambiar su vida. Pero también es cuestión de que usted se autoimponga límites y saber que no puede gastarse más de $100.000 para una camisa o más de $200.000 durante un viaje de fin de semana. A esto, -explica Forbes- se le conoce como “heurísticas”.

Son reglas básicas en las que usted mismo limita su gasto y su consumo, dependiendo su estilo de vida.

Lea, lea y siga leyendo

Una de las principales características que diferencian a las personas que les va bien con el dinero de las que no, es que las primeras prefieren invertir su tiempo en la lectura que en el ocio (ver televisión o pasar el día en internet). Lo que sucede con esto es que usted puede aprender de la experiencia de los demás a partir de esas lecturas y no es necesario que esté con ellos o viva las cosas por su propia cuenta, para aprender a manejar el dinero.

Esto también está relacionado con el hecho de invertir en su educación: saber que si cuenta con un título universitario o se capacita en ciertos campos, puede llegar a obtener un mejor trabajo y, con ello, unos mejores ingresos.

El dinero extra

Aunque suene imposible, usted siempre tendrá dinero extra al final del día. Así sean unas cuantas monedas del cambio que haya tenido con el pasaje de transporte o lo que le sobró del almuerzo. Cuando usted tiene la mentalidad de que de verdad tiene un dinero adicional (sin importar la cantidad), esto le ayuda a contrarrestar el mal hábito de decir “no tengo dinero”, “ya se me acabó la plata”, “me quedé otra vez ‘vaciado’”; que en realidad lo que hace es hacerlo sentir más “pobre” de lo que en realidad es.

Reúna esas monedas o esos billetes. No importa si no puede todos los días. La estrategia realmente funciona si usted piensa que los perdió o los gastó en algo y no recuerda qué. Así, ese dinero adicional le permitirá crear ese ahorro tan difícil que usted cree que nunca puede lograr.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR