El tema de la menopausia en las mujeres es frecuentemente tratado en portales de salud, en consultas médicas, entre la familia, etc; sin embargo ¿esto le ocurre a los hombres?; sabemos lo que les pasa a las mujeres, pero ¿sabemos algo del climaterio de los hombres?; a esto se le llama andropausia y es el equivalente masculino de la menopausia. Esto son los cambios que les esperan a los hombres a partir de los 40.

La andropausia consiste en la disminución de los niveles de la hormona masculina testosterona; ella es la responsable del correcto funcionamiento de muchas reacciones en el organismo del hombre, así que cualquier alteración en la misma correspondería a cambios significativos en el cuerpo y comportamiento del hombre. Algunos de los cambios asociados a la andropausia es la disminución del deseo sexual y de la calidad de las erecciones, disminución de la cantidad y la calidad del esperma, pérdida de masa muscular y densidad ósea, disminución de la orientación, de la capacidad cerebral y cambios en el vello corporal, cambios de humor, cansancio, tendencia a la depresión, y aumento de los niveles de grasa en las vísceras.

Estas señales o cambios en su mayoría no se presentan simultáneamente y lo hacen en intensidad variada de acuerdo a cada organismo; y tampoco es posible determinar una edad específica para la aparición de la andropausia.

¿Qué lo causa?

Sabemos que con el paso de los años la reducción de la testosterona es normal,  especialmente después de cumplir los 30 años se pierde en promedio el 10% de testosterona por cada década que pasa, así que esto es parte de los cambios que les esperan a los hombres a partir de los 40 aproximadamente. También hay otros factores que favorecerían o incrementarían la incidencia de la andropausia en el organismo, factores como: la obesidad, factores hereditarios,  cardiopatías, diabetes, alteraciones de tiroides, estrés, alcohol, tabaco y las drogas.

¿Cuándo asistir al médico?

Lo ideal es tener un chequeo regular con su médico de cabecera, y prestar especial atención si presenta cardiopatías, sudoración excesiva, ansiedad y sofocamiento, alteraciones de la próstata, palpitaciones anormales, alteraciones de hígado, cansancio o fatiga.

De presentar cualquiera de esos síntomas lo ideal es que el médico especialista ordene hacer los análisis para verificar los niveles de testosterona y así diagnosticar con seguridad que los cambios presentados se deben a la andropausia.

Los especialistas hacen especial hincapié en las visitas y el control con el especialista, pues la andropausia a pesar de no ser tan severa como la menopausia en las mujeres, sí es algo que merece atención, y pueden prescribir medicamentos para mitigar los efectos y mejorar la calidad de vida del hombre, además de prevenir otros padecimientos mayores.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR