Los anticonceptivos orales brindan a las mujeres una protección a largo plazo contra el cáncer de endometrio, el tipo más común de cáncer de útero, y ayudó a evitar alrededor de 200,000 casos en la última década, de acuerdo a una nueva revisión de investigadores ingleses.

La relación entre el cáncer y la píldora anticonceptiva tiene un gran historial y el debate no está cerrado. Pero ahora, los anticonceptivos orales, aprobados en 1960 por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para el control del embarazo, han demostrado ayudar a prevenir el cáncer uterino o de útero.

El cáncer de útero puede comenzar en diferentes partes de éste, pero la  mayoría comienza en el endometrio (el revestimiento interno del útero), según informa el Instituto Nacional del Cáncer.

Un nuevo estudio, publicado en la revista The Lancet, se centró en estudiar la relación del cáncer de endometrio con el uso de píldoras anticonceptivas. Los investigadores de la Universidad de Oxford, en Inglaterra, hallaron que este método anticonceptivo ayudó a evitar 200,000 casos de cáncer de endometrio en la última década.

Ellos revisaron 36 estudios realizados en América del Norte, Europa, Asia, Australia y África del Sur, que en total incluyeron a más de 27,000 mujeres con cáncer de endometrio y más de 115,743 mujeres sin cáncer. Y encontraron que las mujeres que tomaron píldoras anticonceptivas tuvieron un riesgo menor de desarrollar cáncer de endometrio, y que la protección puede durar más de 30 años después de haber dejado de tomarlas.

El estudio muestra que mientras más tiempo se toma la píldora, el efecto protector crece. Por ejemplo, si se toma durante 5 años, se reduce el riesgo de cáncer uterino en un 24%, y si se toma durante 10 o 15 años, el riesgo se reduce a la mitad.

La dosis de hormonas presentes en la fórmula de los anticonceptivos orales se ha reducido a través de los años, y los nuevos hallazgos sugieren que esto ofrece un beneficio protector a las mujeres.

El tema del riesgo/beneficio de los anticonceptivos orales no es sencillo. “Parte de la complejidad de la evaluación de la píldora es su variedad de efectos secundarios a corto y largo plazo” dijeron Nicolás Wentzensen y Amy Berrington de González, del Instituto Nacional del Cáncer, en un comentario en la misma publicación. Como conclusión, ellos creen que las mujeres deben estar bien informadas cuando deciden optar por este método.

Píldora vs. Cáncer de mama

Las mujeres que recientemente usaron píldoras anticonceptivas con altas dosis de estrógeno tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de mama en comparación con las mujeres que usaron otras versiones, asegura un estudio publicado en Cancer Research en agosto de 2014.

Y al comparar las mujeres que nunca usaron píldoras anticonceptivas con las que tomaron píldoras con alta dosis de hormonas, el riesgo de cáncer de mama se había incrementado en un 50% en las últimas, señalaron los investigadores.

“Teniendo en cuenta que estos resultados aún no se han confirmado, y por la importancia de la evaluación de los múltiples beneficios establecidos de los anticonceptivos orales, así como de los riesgos, no somos capaces de dar recomendaciones clínicas basadas en este estudio”, dijo Elisabeth Beaber, de la División Salud Pública de Fred Hutchinson Cancer Research Center, una de las autoras del estudio.

Anticonceptivos orales  y cáncer

El Instituto Nacional del Cáncer informa que un número de estudios sugieren que el uso de los anticonceptivos orales parece aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de mama, sobre todo entre las mujeres más jóvenes. Pero el nivel de riesgo vuelve a la normalidad a los 10 años o más después de haber dejado de tomarlos.

Sin embargo, en las mujeres que usan anticonceptivos orales se han reducido los riesgos de cáncer de ovario y de endometrio.

Y con respecto al cáncer de cuello uterino, se ha percibido un ligero aumento entre quienes los toman, pero éste puede deberse a que las mujeres sexualmente activas tienen un mayor riesgo de infectarse con el virus del papiloma humano (VPH), que causa casi todos los cánceres de cuello uterino, según la misma fuente.

¿Qué tipos de anticonceptivos orales están disponibles actualmente en EE.UU? Hay dos tipos: el más comúnmente recomendado contiene versiones sintéticas de las hormonas femeninas naturales estrógeno y progesterona. Este tipo de fármaco a menudo se llama “anticonceptivo oral combinado”.

El segundo anticonceptivo oral se conoce como la “minipíldora”, que contiene sólo progestina, la versión sintética de la progesterona.

 

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR