Pese al mal inicio de este año en lo que se refiera al comportamiento de los mercados de valores y la ola de incertidumbre que aqueja a los inversiones, al punto de que los especialistas avizoran una posible recesión, el Turismo sigue siendo una de las industrias que más prometen crecer.

Y uno de los destinos favoritos de los turistas es el Caribe. No es para menos, ya sea por sus playas cristalinas, sus monumentos arquitectónicos, su amplia oferta gastronómica o el encanto colonial que se mezcla con la más elegante modernidad, tiene un algo especial que atrae y fascina a propios y extraños.

En especial si tomamos en cuenta los redoblados esfuerzos que han hecho los gobiernos de la región para convertir al Turismo en una alternativa de negocio sustentable, en vista de que es una de las pocas industrias 100% renovables que existen: a fin de cuentas, mientras las cuides, una playa no va a desaparcar.

Iniciativas que parecen haber cosechado sus primeros frutos, si nos guiamos por las diferentes instituciones de estadísticas vinculadas al sector del turismo, las cuales evidencian un repunte del turismo extranjero en el Caribe.

Y ello se debe en gran parte a las maravillas naturales de la zona y a la capacitación del factor humano para atender a los turistas. Esto ha llevado a que en muchos países hayan alianzas entre el gobierno y el sector privado para publicitar los diferentes destinos turísticos y hacerlos más atractivos al público internacional.

Aerolíneas como Avianca diseñan estrategias que resultan atractivas para los turistas, enfocándose en paquetes turísticos con precios competitivos que vayan de la mano con el comportamiento del mercado actual. Teniendo reservados vuelos a destinos como Aruba, Barbados, Ciudad de Panamá, Curazao, Cancún, La Habana, Punta Cana, San Juan de Puerto Rico y Santo Domingo. Lo propio hace la industria del crucero. Tanto así es, que la compañía Pullmantur está por abrir un nuevo puerto de embarque y 2 rutas en el continente.

El factor natural y el humano concilian para conspirar a favor del deseo de muchos turistas que quieren abrazar por primera vez o nuevamente al Caribe, para quedarse prendados a sus bellezas y olvidarse de las preocupaciones que les esperan en casa.

Y si a esto lo sumamos a la calidez de la gente de estos países, calificadas como una de las más hospitalarias del mundo, forman un caldo de cultivo para que el turismo del Caribe siga creciendo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR