Si bien es cierto que la hipótesis sobre que un meteorito caído en lo que hoy en día hemos llamado México, dándole forma a la península de Yucatán, es el inminente responsable de la desaparición total de los dinosaurios sobre el planeta entero, una nueva investigación explica cómo éste no fue el único factor que representó una amenaza en la historia de estos reptiles.

Desde la Universidad de Reading, en el Reino Unido, el paleontólogo Manabu Sakemoto da a conocer al mundo cómo los dinosaurios, previo a la llegada del meteorito, ya se encontraban en vías de desaparecer por sí mismos.

En base al estudio minucioso de una gran cantidad de registros fósiles, el Dr. Sakemoto junto a su equipo de científicos, lograron hallar evidencias sobre cómo la desaparición de dinosaurios llegó a ser mayor que su velocidad para reproducirse, con lo cual hubieran quedado inminentemente extintos por igual, sin el meteorito, aunque en un poco más de tiempo y sin pasar tanto frío.

Cabe destacar que a lo largo de las múltiples investigaciones paleontológicas destinadas al estudio de la vida de los dinosaurios, se han podido recabar un gran número de restos fósiles con los cuales se ha podido recuperar inclusive la estructura ósea completa de una gran variedad de especies.  A través del análisis de los esqueletos se ha logrado reconstruir parte de su historia, sus hábitos de vida, su alimentación y por supuesto, sus hábitats particulares, sin embargo, todo este conocimiento aún no ha permitido descubrir cuáles fueron las condiciones reales de su extinción, qué los llevó a desaparecer, en qué momento exacto dejaron de existir y si se trató de un solo hecho o un cúmulo de múltiples factores que hicieron imposible su permanencia hasta ahora.

Los recientes estudios desarrollados en el área molecular gracias a los avances de la ciencia, están abriendo nuevos caminos que seguramente ayudarán a dilucidar los grandes misterios ocultos tras la verdadera historia de los dinosaurios.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR