Muchas personas sufren de mal aliento, la cual es una condición muy vergonzosa para quien la padece. Está claro que a nadie le gusta tenerlo y hasta cuesta reconocerlo. Si eres uno de esos que sufren de mal aliento, no debes desanimarte, puedes combatirlo y hacer que desaparezca, aunque para combatirlo, hay que buscar el origen. Es importante suprimirlo, ya que además de ser desagradable, es un factor que indica una falencia en tu salud bucal o en tu organismo.

Halitosis

El mal aliento, es conocido como halitosis, que significa soplo o exhalación, y puede generarse por diferentes factores.

La mayoría de las veces, la halitosis se asocia a un problema bucal, el cual se soluciona con buena higiene, aunque también puede originarse de otra forma. Algunos estudios afirman que un 87% de los casos son provocados por problemas bucales y el 13% restante se debe a otros factores. Es por esta razón, que consultar a un dentista debe ser prioritario para buscar el origen y dar solución a tu mal aliento.

La acumulación de restos de alimentos, suele ser la causa más frecuente en la halitosis. Cepillarse los dientes de manera correcta y diaria, hará que mantengas una buena higiene bucal. El mal aliento puede originarse también por alguna infección dentro de la boca o garganta, ya sea por caries o infecciones, pues el principal síntoma de las enfermedades periodontales, es la halitosis.

Tener la boca seca, puede provocar este malestar, la escasa producción de saliva impide que la boca se limpie adecuadamente, este mal conocido como Xerostomía puede provenir por deshidratación, respirar por la boca, tener alguna enfermedad dentro de la glándula salival, tomar determinados medicamentos o incluso por dormir con la boca abierta.

Los alimentos, pueden ser otra causa de halitosis. La cebolla y el ajo, son absorbidos por el aparato digestivo, pasando a la sangre y de ahí a los pulmones en donde afectan el aire que exhalamos por la nariz y la boca. También los medicamentos pueden ser causantes del mal aliento. Mascar tabaco o fumar perjudica gravemente tu higiene bucal.

En menor proporción, puede asociarse la halitosis a problemas de salud, los cuales deben ser tratados y entre los que se destacan:

  • Diabetes
  • Complicaciones en el riñón, hígado o aparato digestivo.
  • Enfermedad pulmonar, bronquitis crónica o cualquier otra infección de índole respiratoria.
  • Pólipos nasales o sinusitis, infección en los pulmones, la nariz o la tráquea.

mal alientoTodas estas patologías requieren de diferentes tratamientos, y seguramente una vez que logres controlarlo el mal aliento desaparecerá por completo. Por eso es esencial no avergonzarse. Si tu boca tiene olor desagradable acude a un profesional y resuelve todas tus interrogantes. ¡No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy!

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR