El actor de Hollywood Charlie Sheen es uno de los 1,2 millones de personas que viven con el virus de VIH en Estados Unidos, uno de 35 millones en todo el mundo.

Y tener el virus causante del sida hace tiempo dejó de ser una sentencia obligatoria de muerte.

¿Por qué entonces generó tanto interés la noticia, develada por el propio Sheen el martes?

Por un lado, no se puede negar que cada vez que un famoso anuncia que padece alguna enfermedad o trastorno, la noticia se esparce como la pólvora.

Lo hemos visto en el caso de la actriz Angelina Jolie sobre su decisión de hacerse una mastectomíapara prevenir cáncer de mama, o cómo el actor Michael J Fox ha ayudado a crear más conciencia sobre la enfermedad que padece, Parkinson.

Pero muchas de las reacciones y comentarios generados por el anuncio de Sheen también parecen indicar que todavía hay mucha ignorancia con respecto al VIH y el sida.

Con eso en mente BBC Mundo te ofrece un panorama global del estado de la enfermedad y de la prevalencia del virus.

¿Estamos ganando o perdiendo la batalla global contra la enfermedad?

Un problema de diagnóstico

A pesar que la prevalencia de VIH se ha estabilizado en todo el mundo, según la Organización Mundial de Salud, el sida sigue siendo una de las principales causas de mortalidad a nivel mundial.

VIH en la sangre

El problema está en que no todo el mundo que tiene el virus lo sabe.

En EE.UU. una de cada ocho personas infectadas no sabe que tiene el VIH, según el Centro de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Y aunque esa cifra es ciertamente preocupante, es mucho menor a la tendencia mundial.

De acuerdo con la OMS solo el 50% de las personas con el virus sabe que lo tiene.

De ahí que revelaciones como la de Sheen generan más sorpresa de la que tal vez deberían, aunque también pueden ser útiles para concientizar.

No sólo en África

A nivel global, el número anual de nuevas infecciones de VIH cayó un tercio entre 2001 y 2013.

Es decir, de acuerdo con Naciones Unidas, de 3,4 millones de personas que se infectaba al año antes del nuevo milenio, la tendencia actual es de 2,3 millones.

Cuadro estadístico

En América Latina, las nuevas infecciones descendieron un 3% entre 2005 y 2013, según datos de ONUSIDA.

Pero esta disminución no se está produciendo en todas partes.

En la última década el contagio de VIH en EE.UU. se ha mantenido con 50.000 personas al año (si bien no han logrado disminuir la tendencia, esta cifra es mucho menor si se compara a los 130.000 infecciones durante la epidemia de los años 80).

Los hombres homosexuales, bisexuales y heterosexuales representan el 63% de todas las infecciones nuevas en ese país.

Mientras que África subsahariana es la región más afectada. Allí se estima que uno de cada 20 adultos es portador del virus.

No por nada allí se registra el mayor número de nuevas infecciones en todo el mundo.

Muchas de las infecciones se produjeron de madre a hijo durante el embarazo, parto o al dar pecho, según Naciones Unidas.

Mayor esperanza de vida

Hoy en día, un individuo de 20 años que acaba de ser diagnosticado y recibe el tratamiento de antiretrovirales, puede vivir unos 50 años más.

En los años 80, ser diagnosticado con el VIH significaba meses o, con suerte, algunos años más de vida.

Y Charlie Sheen probablemente hizo que muchos recordaran el anuncio de la muerte de Rock Hudson, que ayudó a que muchos tomaran conciencia sobre la enfermedad.

AntiretroviralesExpertos estiman que con la ayuda de antiretrovirales una persona recién diagnosticada con VIH puede vivir varias décadas.

Mucho de esta mejoría se debe al descubrimiento de la terapia de antirretrovirales que no solo evita que se multiplique el VIH en cuerpo, sino que también reduce su cantidad.

“Si las personas toman una combinación de tres o más antiretrovirales, y cumplen con el régimen de medicación, pueden cambiar completamente su perspectiva (de vida)”, explica el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas en EE.UU.

Hacia finales de 2014, 14,9 millones de personas estaban recibiendo el tratamiento. Este es el 40% de los portadores de VIH.

En 2013 unas 1,5 millones de personas murieron por complicaciones relacionadas con el virus y desde mediados de los años 80 se estima que 39 millones de personas han muerto por el sida.

El sexo y Charlie Sheen

Sheen dijo que había mantenido relaciones con dos parejas “bajo la supervisión de su doctor”.

Pero el desenfrenado estilo de vida por el que era conocido seguramente ayudó a que muchos conectaran la noticia con viejos prejuicios sobre la forma en la que se transmite el virus.

Campaña para orevenir contagio de VIH

El VIH se transmite a través del intercambio de una variedad de fluidos del cuerpo como sangre, semen, fluidos vaginales y leche materna.

Y el coito sin protección es una forma común de contagio. Pero el nivel de riesgo del sexo sin protección depende de varios factores.

El médico de Sheen, doctor Robert Huizenga, declaró a la prensa estadounidense que había una posibilidad muy pequeña de que el actor le haya pasado el virus a sus parejas porque ahora era “indetectable” en su sangre.

Estudios sugieren que la tasa de infección de VIH a parejas negativas es 96% menor si el seropositivo está en tratamiento.

Sin embargo, el CDC advierte que menos del 40% de los estadounidenses con VIH están con antirretrovirales y de ellos sólo el 30% han logrado una represión viral, que es cuando el virus se hace “indetectable”.

La cantidad de VIH en la sangre vuelve a subir -y en consecuencia también el riesgo de transmisión- cuando la gente deja de tomar la medicina.

Un nuevo medicamento, profilaxia de pre exposición (PrEP) puede ofrecer protección contra la infección de VIH durante el acto sexual, pero no está ampliamente disponible.

Cuando Sheen se refirió a que sus parejas estaban bajo en cuidado de su doctor, es posible que se haya referido a este fármaco.

Pero lo mejor es protegerse con un preservativo o condón.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR