Cada día se hace más común encontrar personas que se ven agobiadas por problemas que en apariencia se plantean como grandes conflictos irresolubles, sin embargo, existen prácticas preguntas que permiten de un modo muy completo enfrentarse a casi cualquier tipo de adversidad en tiempo récord. Claves que te ayudarán a solucionar (casi) todas las dificultades en la vida y los negocios.

Lo primero que has de preguntarte ante un conflicto es si estás dispuesto a cambiar lo que has estado haciendo hasta ahora.

Esto no implica solamente el qué, sino más bien el cómo de lo que has hecho para estar en la situación en la que te encuentras estancado.  Aceptar cambios en tu vida y tus actividades podrá ayudarte a superar cualquier tipo de obstáculos, especialmente con lo cambiante que se ha vuelto todo en la vida moderna, impulsado mayormente por las constantes innovaciones que nos plantea la tecnología y el conocimiento.

Vencer la resistencia al cambio será entonces tu meta inicial si decides en realidad resolver tus problemas, tanto en lo laboral como en lo personal, sin embargo, esto de por sí no es la solución, sino más bien el permiso para que ella se manifieste, por lo que una vez que accedas a cambiar todo lo que haga falta, deberás hacerte un segundo cuestionamiento y este se basa en si puedes hacer algo mejor, si eres capaz de plantearte una mejor idea sobre algo.

La creatividad es ilimitada y gratuita, así que es hora de que analices lo que tienes envuelto alrededor del problema y si encuentras una opción para hacer mejor las cosas entonces ya respondiste tu segunda pregunta.

El tercer paso será entonces evaluar si realmente tu nueva idea es factible, aunque lo más seguro es que si tu mente lo creó, es porque se puede realizar, así que más bien plantéate cuáles son los recursos que necesitas para echar a andar tu idea, de este modo, en vez de frustrarte por pensar que estás corriendo detrás de un imposible, podrás ver tu propio modo de adecuar tu idea a los recursos que tengas a la mano.

Buscar apoyo de profesionales en el área particular del problema que necesitas resolver habrá de ser más bien un recurso para mantenerte motivado y atento para realizar las acciones que requieras, por lo que no deberás esperar nunca de ellos que resuelvan el problema por ti, ya que tal vez no logren encontrar lo que realmente necesitas, pero sí serán un gran apoyo para mantener la inspiración que requieras hasta que hayas logrado tu propósito.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR