La Alta Guajira, en el extremo nororiental de Colombia, zona fronteriza con Venezuela, vive hace un año en estado de calamidad pública. Allí se han conjugado varios factores para dejar a la población, casi en su totalidad de la etnia indígena wayuu, la más grande del país, en estado de vulnerabilidad. Hablamos con América González es una mujer wayuu que está viviendo en carne propia los efectos de esta crisis.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR