aliento a ajo

Puede que a muchos no les agrade el sabor a ajo, pero no son pocos a los que les gusta y en diferentes cocinas alrededor del mundo es considerado un ingrediente imprescindible.

Además múltiples estudios han descubierto que el Allium sativum contribuye a disminuir el riesgo de cáncer -en especial de estómago, colon y esófago- así como los niveles de azúcar y colesterol en la sangre.

Sin embargo, pese a tener tantas virtudes, casi todas las personas coinciden en que el olor a ajo en el aliento es algo particularmente desagradable.

Y es por este motivo que dos investigadoras expertas en alimentos de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, se ocuparon en identificar la forma más efectiva para eliminarlo.

“Antes de ser triturado, al ajo no se le percibe olor, pero inmediatamente se corta o tritura comienza a emitir un olor fuerte característico del glucósido de azufre de algunas plantas”, indicaron Rita Mirondo y Sheryl Barringer durante la presentación de los resultados de la investigación.

“Esto indica que como consecuencia del consumo de ajo se obtiene un indeseable aliento que puede perdurar hasta por 24 horas. Por ello la importancia de encontrar soluciones y métodos para desodorizarlo”, señalan en el artículo publicado por el Journal of Food Science.

masticando-ajoOtros alimentos vs. aliento a ajo

En su estudio Mirondo y Barringer comenzaron comparando la efectividad de algunas frutas y vegetales en la eliminación de los principales compuestos volátiles responsables del aliento a ajo, como el disulfuro de dialilo, el disulfuro de alil-metilo, el mercaptano de alilo y el sulfuro de metilo alílico.

Y para combatir estos compuestos las dos investigadoras utilizaron té verde, lechugas, hojas de yerbabuena (spearmint o Mentha spicata) y manzanas, consumidas de distintas formas.

Las hojas de yerbabuena, por ejemplo, se analizaron crudas y como bebida; las manzanas, crudas, en zumo y calentadas en horno microondas; y la lechuga se analizó cruda y también calentada.

Las personas que participaron en este experimento masticaron primero, durante 25 segundos, tres gramos de ajo, y de inmediato consumieron alguna de las soluciones naturales mencionadas antes.

Pasada una hora luego de ingerir el ajo, las científicas realizaron una medición de la concentración de los compuestos volátiles mediante una espectrometría de masas con un tubo de flujo de iones.

La yerbabuena, la solución más efectiva

masticando-yerbabuenaLos resultados del experimento llevaron a la conclusión que no hay nada mejor para combatir el aliento a ajo que masticar hojas de yerbabuena.

“La lechuga cruda, la manzana cruda y las hojas de yerbabuena disminuyeron de forma significativa todos los compuestos volátiles que generan el aliento a ajo”, se observa en las conclusiones del estudio.

Sin embargo, “Un mayor nivel de desodorización en todos los compuestos volátiles se observó con el consumo de hojas de menta”. se detalla más adelante.

De acuerdo a las investigadoras, todos los alimentos analizados produjeron de alguna forma un efecto favorable, excepto el té verde.

Pero las bebidas de menta y manzana no disminuyeron tanto el volumen de compuestos volátiles como estos mismos elementos ingeridos de forma masticada.

Esto puede explicar que los alimentos al consumirse crudos pueden ser más efectivos debido a que contienen tanto compuestos fenólicos como enzimas para eliminar el olor, destruyendo así los elementos volátiles.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEBBC MUNDO
COMPARTIR