Vivir en pareja es uno de los instantes más anhelados en una relación.  Luego de un tiempo prudencial de noviazgo, lo más usual es comenzar a vivir juntos para disfrutar el día a día. Después de tomar esta decisión, se observará si realmente la pareja tiene futuro y van por buen camino o si aún no se está preparado para la convivencia.

Por más que se pase todo el día con esa persona, vivir juntos no es comparable con la etapa del noviazgo pues al final cada quien regresa a su casa. Es importante preguntarse a sí mismo si realmente se está preparado para afrontar esta nueva etapa.

Lo primero es aclarar con la pareja el aspecto económico, se deben plantear los panoramas con respecto a los ingresos y el tiempo. Si alguien se quedará en casa cuando tengan hijos o si de lo contrario, ambos trabajarán. Igualmente es importante decidir de qué manera se van a dividir los gastos y pertenencias.

Comenzar a vivir en pareja 1

La convivencia que se da viviendo juntos cambia, esto no quiere decir que sea tan radical. Es un hecho que se verá a la pareja a diario, mas no quiere decir que el entusiasmo y la chispa no sea la misma.

Un tema que comúnmente se omite es el de las obligaciones y quehaceres del hogar. Este tema va de la mano con el del trabajo. Se deben hacer a un lado las ideas feministas y machistas para colaborar en lo que sea más conveniente para la relación.

El comenzar a vivir juntos es el momento perfecto para comentar con la pareja cuáles son las preferencias en la cama. La intimidad se convertirá en más que encuentros efusivos. Dejando a un lado los rumores que declaran la sexualidad marital como el inicio de la monotonía, se puede lograr todo lo contrario con momentos divertidos llenos de confianza y amor.

Comenzar a vivir en pareja 2

Uno de los aspectos que más conflictos entre parejas ocasiona, son los hábitos. Dejar la pasta dental abierta o la tapa del baño arriba son acciones que pueden resultar irritantes. Para superar esto, es muy importante hablar y tener mucha paciencia.

Cuando se trata de la familia política se debe dejar en claro el tipo de relación que llevarán con ambos polos, hasta dónde se le permitirá participar en la relación y marcar límites.

Antes de decidir vivir juntos hay varios aspectos que deberá plantearse la pareja para así comprobar si esto los une o los separa más.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR