Las fragancias son una pieza importante y conveniente según la ocasión, muchas personas ven esta opción como poco importante, pero el aroma ha demostrado ser un factor determinante en la manera como percibimos y nos perciben en los diferentes ámbitos de nuestra vida.

El problema con las fragancias, es que muchas personas no saben qué tipo elegir para cada ocasión, las mujeres en su mayoría pueden detectar los aromas esenciales para cada ocasión, pero la mayoría de los hombres no son tan diestros en el tema.

Por el momento se han hecho dos clasificaciones de fragancias, las suaves y frescas, que tienen un aroma refrescante pero no fuerte, y las fragancias dulces, que están cargadas de una fuerte sensación de aromas que realza el sentir de la fragancia.

La primera opción, las fragancias frescas, deben ser elegidas como la opción indicada para el día. Tanto mujeres como hombres deben tomar esta opción si desea oler bien durante todo el día. Este tipo de fragancias no genera rechazo a las personas, tanto en la mañana como en la tarde.

Cómo elegir la fragancia adecuada según la ocasión

Para la noche, la segunda opción es la mejor, las fragancias fuertes y dulces. Estas fragancias se destacan mejor en la noche, por lo que si se tiene una fiesta importante en la noche, un buen aroma distintivo puede crear la diferencia en la persona.

La mayoría de los empleos se realizan en el día, por lo que se recomienda utilizar una fragancia fresca durante la jornada de trabajo. Evitar a toda costa utilizar perfumes muy fuertes, ya que pueden causar desagrado entre los demás compañeros de labores. Los aromas de frutas frescas puede ser una buena opción para este tipo de ambientes.

En las citas románticas se puede ser un poco más arriesgado, las fragancias fuertes y con su aroma distintivo, pueden hacer que la persona se presente como alguien atrevido o atrevida, que busca lucir bien, en todos los sentidos.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEABC.ES
COMPARTIR