Entre las consultas que hacen a diario los pacientes odontológicos más de la mitad manifiestan tener sensibilidad dental.

Según informes reportados por Coomeva EPS son muchos los casos de personas que sienten dolor en los dientes al consumir   una bebida o alimento frío, caliente, ácido o azucarado. A eso se le llama sensibilidad dental.

Aquel malestar se podría describir como  un dolor intenso y transitorio por la exposición de la parte interna del diente, también llamada dentina, que aparece tras el contacto  con un estímulo externo, sea  frío, calor, acidez, dulzor o presión.

Asimimo, de acuerdo con  documento de la EPS, son muchos los factores que hacen que los dientes estén sensibles. Entre ellos, la retracción de la encía, el desgaste del esmalte  o cuellos descubiertos, son las principales causas que  hacen que la dentina quede descubierta.

Las causas más frecuentes para que se presente la dentina descubierta son: el cepillado fuerte o con mala técnica (se pasa el cepillo horizontalmente), el uso de una crema dental abrasiva, el bruxismo (apretar o friccionar los dientes), el consumo de alimentos y bebidas ácidas o azucaradas, el licor, el uso de palillos de madera y enjuagues bucales ácidos.

Todas las patologías que generan acidez en la boca generando problemas gástricos como úlcera, reflujo; o psicológicos, como la anorexia y la bulimia, así como realizarse profilaxis muy frecuentes, ya que lo ideal es que  deben ser cada seis meses.

Si después de un diagnóstico se determina que hay sensibilidad dental se debe conocer qué la está ocasionando para definir el manejo más adecuado. Si es por consumo de licor o alimentos ácidos, se deberá cambiar la dieta; si se está cepillando incorrectamente, explicar al paciente la técnica adecuada; si presenta bruxismo, recomendar la utilización de protectores de uso nocturno y si tiene problemas gástricos, hacer tratamiento dental y gastroenterológico.

Para estos casos se recomienda no cepillar los dientes inmediatamente después de consumir alimentos ácidos, idealmente debe enjuagarse la boca varias veces con agua para retirar la acidez y cepillarse posteriormente.

Ante la sensibilidad dental puede recurrirse a ciertas ayudas como: cepillarse suavemente y con una técnica adecuada, usar cepillo de cerdas suaves, crema dental  para sensibilidad y seda dental.

Los especialistas recomiendan no usar palillos de madera y evitar el uso de  cremas blanqueadoras y bicarbonato, y si se va a hacer un blanqueamiento, este debe ser realizado y supervisado por un profesional, para sellar los cuellos dentales.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR