El aumento constante de la cantidad de la basura espacial que orbita la Tierra podría provocar una disputa política y un conflicto armado, ya que incluso pequeños fragmentos de escombros son capaces de dañar y destruir satélites militares, hecho que podría malinterpretarse como un ataque, sostiene ‘The Guardian‘.

Un nuevo estudio de los científicos de la Academia de Ciencias de Rusia advierte que los escombros representan un “peligro político especial”, porque es difícil determinar si un satélite fue impactado por fragmentos de basura espacial o fue atacado intencionadamente por otro país.

En el estudio publicado en la revista ‘Acta Astronautica‘, el astrofísico ruso Vitali Adushkin comenta que la cantidad de escombros que saturan la órbita de la Tierra se ha incrementado dramáticamente durante los últimos 50 años. Además, en las últimas décadas se registraron muchos fallos repentinos de satélites de defensa, que no han podido ser explicados. Por lo tanto, el científico sostiene que se precisan medidas para recoger la chatarra espacial y evitar los futuros problemas que puede causar el exceso de basura espacial.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR