A principios del siglo XX se registró un aumento ‘explosivo’ del consumo y la venta de estupefacientes. Una de las causas de su ‘éxito’ en el mercado internacional es la continua corriente de suministro de drogas que envuelve todo el planeta. Los narcotraficantes diversifican este sistema, lo que dificulta la lucha contra el tráfico por parte de las autoridades internacionales.

Una de cada 20 personas de entre 15 y 64 años eran consumidoras de drogas ilícitas en 2013. Se trata de un total de 246 millones de personas en el mundo, revela el ‘Informe mundial sobre las drogas 2015’ de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC). El documento destaca un aumento de tres millones de personas adictas a las drogas ilícitas en comparación con el año anterior, aunque se menciona que se mantiene en un nivel estable si se tiene en cuenta el aumento de la población mundial.

Tampoco ha habido cambios drásticos respecto a las regiones donde se centra el cultivo y la elaboración de las  drogas ilegales. Así, el hachís (resina de cannabis) se produce mayormente en algunos países de África del Norte, Oriente Próximo y Asia sudoccidental, mientras que la hierba de cannabis se produce en casi todo el mundo. La región líder del cultivo del arbusto de coca sigue siendo América del Sur, mientras que Afganistán y Asia sudoriental (Laos y Birmania) encabezan la lista de cultivadores de adormidera.

No obstante, el parámetro que sí sufre alteraciones importantes y continuas es el de los mercados de drogas y las rutas por las que se introducen ilegalmente en los países destinatarios. Además, el informe indica que existen datos que revelan que los grupos criminales organizados pasan de limitarse al tráfico de un solo tipo de droga a varios. Así, están diversificando sus actividades ilegales y en vez de traficar solo con heroína añaden a su lista resina de cannabis y metanfetamina. Este hecho ha alterado también la utilización de las rutas tradicionales del tráfico de drogas: si anteriormente por una ruta determinada se traficaba con solo una droga, ahora varios tipos circulan por la misma vía.

Opiáceos y opioides

Aunque el consumo mundial de opioides (32,4 millones de personas) y el consumo de opiáceos (16,5 millones de personas) no ha cambiado mucho en comparación con los años anteriores, en 2014 se registró el máximo nivel de producción de adormidera desde finales de 1930. Esto se debe a que Afganistán, máximo productor, alcanzó su récord histórico de cultivo. A su vez, el nivel de fabricación mundial de opio alcanzó las 7.554 toneladas el mismo año, lo que es la tasa más alta en los últimos 30 años. Al mismo tiempo, el tamaño de incautación mundial de opio, heroína y morfina se ha reducido un 6,4% entre 2012 y 2013.

Producción potencial de opio a nivel mundial,1998-2014

La UNODC indica que existe una alteración en el suministro de heroína en diferentes regiones. Por ejemplo, Afganistán es el suministrador del 90% de la heroína consumida en Canadá, un tipo de droga que también se consume en EE.UU. pero a donde llega procedente de Centroamérica y América del Sur. No obstante, la situación está cambiando: el análisis de la heroína incautada en el territorio estadounidense ha demostrado que el volumen de la heroína afgana tiene un potencial creciente y puede estar llegando a nuevos mercados.

La heroína afgana se trafica con más frecuencia a través de África con destino a Europa y otras regiones, como ha demostrado en los últimos años el mayor número de incautaciones de heroína en África oriental. Además, las incautaciones más recientes muestran que grandes cargamentos de droga afgana se introducen a través del océano Índico en los países de África oriental y meridional.

 La heroína afgana también está compitiendo en Oceanía con la de procedencia laosiana y birmana, pero, según el informe, en 2013 perdió posiciones en esta región. “Ello pone de relieve que el ámbito de acción de las redes delictivas organizadas sigue siendo mundial y que los grupos criminales organizados son cada vez más complejos y versátiles”, señala la UNODC.

El mercado europeo de heroína igualmente ha sufrido algunas alteraciones, pero a nivel subregional. Así, el reciente aumento de las incautaciones de heroína en Europa oriental y sudoriental ha favorecido que el consumo en Europa occidental y central sea estable y hasta un poco inferior. No obstante, los narcotraficantes organizados que tradicionalmente usan la ruta de los Balcanes para la introducción de heroína afgana en Europa podrían estar empleando una nueva ruta a través del Cáucaso, indica el informe.

Al mismo tiempo, el jefe del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia, Víktor Ivanov, en una entrevista al diario ruso ‘Kommersant’ ha subrayado que Rusia no es un país de tránsito de la heroína afgana hacia Europa, sino uno de los principales mercados de heroína, junto con los países de la Unión Europea, donde se vende aún más. “El tema de las estimaciones de los volúmenes de producción y de tránsito está muy politizado. Nuestros socios o nuestros oponentes —en particular los países miembros de la OTAN, principalmente EE.UU.— tratan de endosarnos la responsabilidad: de vez en cuando se afirma que las drogas llegan a Europa a través de Rusia. Es pura mentira. Rusia, por desgracia, es el mayor consumidor de heroína”, ha constatado el funcionario ruso.

A los grandes narcotraficantes se ha unido la organización terrorista Estado Islámico, que obtiene por el tráfico de drogas a través del territorio que controla hasta 1.000 millones de dólares anuales, ha afirmado Ivanov. Así, la mitad de la heroína que hay en Europa procede del Estado Islámico. El tránsito se efectúa a través de los territorios de Irak, Siria y países del norte de África, ha detallado el político.

En lo que se refiere a Asia, esta región sigue caracterizándose por ser el mayor mercado de opiáceos del mundo, ya que aquí se concentran cerca de dos tercios de los consumidores de este tipo de drogas. Ya que “los opiáceos procedentes de Birmania podrían no satisfacer la demanda de Asia sudoriental, la denominada ‘ruta meridional’ podría estar adquiriendo más importancia como vía de contrabando de heroína afgana hacia el sur, desde Afganistán por Pakistán o la República Islámica de Irán”, afirma el informe.

Aunque los datos acerca del número de personas adictas a los opiáceos en África es escasa, la UNODC cree que su nivel ha aumentado debido a la creciente importancia de este región como zona de tránsito de la heroína de procedencia afgana con destino a otros países.

Principales corrientes del tráfico mundial de cocaína
Cocaína

“Afganistán es el reflejo de Colombia. Actualmente en el planeta existen dos fenómenos, dos tumores cancerosos: la producción de cocaína en América del Sur y la producción de heroína en Asia Central. Son dos mecanismos completamente espejados tanto en lo que se refiere al mecanismo de la formación como al funcionamiento. Generan rutas transnacionales de tráfico de drogas que envuelven todo el mundo”, ha afirmado Víktor Ivanov.

“En el planeta existen dos tumores cancerosos: la producción de cocaína en América del Sur y la producción de heroína en Asia Central”
Víktor Ivanov, director del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia

La heroína no es la única droga que pasa por África. Este continente también es utilizado por grupos de narcotraficantes como punto de reexpedición de cocaína para su introducción en Europa por el Atlántico. Además, ahora Europa Oriental ha pasado de ser una zona de tránsito y de destino. “Las cantidades objeto de tráfico son pequeñas, pero ello puede ser un indicio de que el mercado de cocaína está desplazándose hacia el este”, reza el documento.

Cultivo de arbusto de coca, 2003-2013

Asimismo, el informe indica que debido a las medidas para reducir la oferta en 2013 el cultivo del arbusto de coca siguió reduciéndose y marcó el nivel más bajo desde 1990. Esto puede haber influido en la reducción del consumo de cocaína en Europa occidental y central y en América del Norte, regiones donde, junto con América del Sur, se localizan los mercados más importantes de cocaína.

A pesar de que el cultivo de arbusto de coca se ha reducido, esta actividad ilícita, al igual que la transformación de la coca en cocaína, continúa impactando de manera negativa en el medioambiente, sin contar el costo humano de la producción y el tráfico de cocaína. Así, Colombia perdió cerca de 280.000 hectáreas de bosques en el periodo comprendido entre 2001 y 2013 no solo debido al cultivo de coca, sino también a la tala y quema de los bosques que se usaron para limpiar nuevos terrenos y causaron la erosión. Además, los herbicidas y fertilizantes que se usan en el cultivo del arbusto de coca y varios componentes químicos del proceso de transformación de la coca en cocaína causan daños ambientales.

Principales corrientes del tráfico mundial de cocaína
Drogas sintéticas

En el marco del sistema de alerta temprana de la UNODC distintos países han informado que nuevas sustancias psicoactivas continúan proliferando en el mercado (NSP) y que cada vez son más diversas. Así, en diciembre de 2014, 95 países y territorios habían avisado de un total de 541 NSP, la mayoría de las cuales resultaron ser cannabinoides sintéticos (39%), seguidos de fenetilaminas (18%) y catinonas sinteticas (15%).

A pesar de ello, la metanfetamina sigue dominando el mercado mundial de drogas sintéticas. Un mercado cada vez más diversificado de metanfetamina se expande en Asia oriental y sudoriental. Por otra parte, en varias regiones de América del Norte y Europa está creciendo el consumo de metanfetamina cristalizada. “África occidental parece haberse consolidado como fuente de la metanfetamina que se introduce de contrabando en Asia oriental y sudoriental a través de África meridional o Europa, y hay nuevas rutas de tráfico que enlazan mercados regionales de metanfetamina que antes no estaban conectados”, revela el informe.

Corrientes de metanfetamina observadas por los países receptores, 2011-2013

Además, varios estimulantes de tipo anfetamínico se expanden a un ritmo muy rápido por el mercado mundial, según evidencian las incautaciones registradas desde 2009. El documento señala que el volumen de las drogas sintéticas de este tipo casi se ha duplicado y ya superaba las 144 toneladas en 2011 y 2012. Altos niveles de las incautaciones se registraron también en 2013.

A partir de la información obtenida gracias a las incautaciones, el éxtasis ocupa un lugar menor en el mercado mundial en comparación con el de la anfetamina y la metanfetamina, ya que se limita a determinadas regiones. Asia oriental y sudoriental y Oceanía siguen siendo los mayores mercados de éxtasis (MDMA). “Asia oriental y sudoriental y Oceanía pueden estar convirtiéndose en el motor del mercado mundial del éxtasis, mientras que el mercado parece estar contrayéndose en América, donde las incautaciones de éxtasis disminuyeron en un 81% entre 2009 y 2012”.

El LSD y la MDMA fueron prohibidos hace más de 40 años por la Convención de las Naciones Unidas sobre Sustancias Psicotrópicas, que las clasificó como una amenaza grave a la salud pública. A pesar de ello, las drogas psicodélicas son tan seguras como montar en bicicleta o jugar al fútbol y su prohibición es “incompatible con los derechos humanos”, opinan algunos científicos. “Aunque los psicodélicos pueden inducir temporalmente a la confusión temporal y emocional, las hospitalizaciones y lesiones graves son extremadamente raras. En general estas drogas no son particularmente peligrosas cuando se las compara con otras actividades comunes”, aseguran en un estudio.

Mientras tanto, la UNODC indica que la disminución del mercado de éxtasis en varios países europeos puede haber sido causada por la popularidad de la efedrina y otras NSP que sirven de sustitutos. Asimismo, el descenso del consumo de mefedrona y de cannabinoides sintéticos en algunos mercados en los últimos años puede explicarse por la aparición de una importante variedad de NSP, así como nuevas vías de consumo, como por ejemplo, intravenosa.

Número de nuevas sustancias psicoactivas notificadas al sistema de alerta temprana de la UNODC, 2009-2014

Por ejemplo, en Florida (EE.UU.) la flakka, una nueva droga sintética que entre sus efectos cuenta con fuertes alucinaciones, paranoia, problemas de corazón, alta temperatura corporal e incluso la muerte, se está propagando a gran velocidad entre los jóvenes. Alfa-PVP, el ingrediente principal de la droga, fue prohibido en 2012. La flakka se vende en forma de pequeños cristales o polvo y se conoce como ‘la locura de cinco dólares’, en alusión al valor de una dosis de este estupefaciente procedente de China.

Asimismo, cada vez más jóvenes de EE.UU. consumen una droga sintética conocida en las calles como cloud 9, que además de generar adicción, puede provocar graves daños cerebrales. Tiene el mismo efecto que la cocaína, la metanfetamina y el éxtasis y puede causar un ataque al corazón.

La desomorfina —droga mortal casera conocida como ‘krokodil’ y fácilmente elaborable a partir de píldoras de codeína mezclada con gasolina, disolvente, ácido clorhídrico, yodo y fósforo rojo— también ha llegado a EE.UU. y hasta a México, donde ya se ha cobrado varias vidas. El consumo de krokodil provoca la amputación de miembros y causa osteomielitis, sobre todo en los huesos de la mandíbula, de la cara, además de llagas y úlceras en la frente y cráneo, así como necrosis en tejidos blandos como orejas, nariz y labios, y daños hepáticos y renales irreversibles que se suman a los daños en sistema nervioso central y que conducen a lamuerte de los consumidores.

Motores de crecimiento del narcotráfico

“El alcohol, el opio, la cocaína, el tabaco y muchas otras drogas son conocidas desde tiempos inmemoriales. Su uso tradicional prácticamente nunca estuvo regulado por las autoridades. También existían alcohólicos y drogadictos, pero no resultaban ser un problema social por su número bastante insignificante”, ha contado al diario ‘Kommersant’ Alexánder Sviridov, médico intensivista. “El cambio ocurrió en el siglo XX, cuando las palabras ‘morfinismo’, ‘cocainismo’ fueron sustituidas por la palabra ‘drogadicción'”.

La causa de la rápida propagación de las drogas sigue siendo desconocida. Existen varias teorías, pero no ha habido ninguna investigación seria al respecto. “Lo que está claro es que la propia tendencia humana al consumo de drogas no es la razón. Es una condición, pero no una causa. Las causas están en la estructura de la sociedad, en el cambio de la vida política y cívica”, asegura el médico.

“No es una casualidad que los primeros grandes narcotraficantes fueran los propios Estados”
Alexánder Sviridov, médico intensivista

“No es una casualidad que los primeros grandes narcotraficantes fueran los propios Estados (las Guerras del Opio). Cuando en 1886 el drogadicto Pemberton a base del vino Mariani ‘inventó’ la Coca-Cola como un medio para curar su adicción a la morfina (sustituyéndola por la cocaína), la compañía comenzó a desarrollarse rápidamente y en 1902, antes de la prohibición de la cocaína, llegó a la cumbre de los negocios, sin dejar de ser la marca más cara del mundo en la actualidad. La actitud del Estado hacia el tráfico de drogas pasó de ser un fomento completo a una prohibición total”, subrayó el médico.

“El principio básico de la civilización moderna —todo lo que trae beneficios se justifica por la cantidad de beneficios— es aplicable al tráfico de drogas. En los ‘países civilizados’, sobre todo en las grandes ciudades, el individuo casi siempre está bajo la supervisión de una variedad de estructuras. Vender drogas en estas circunstancias se hace posible únicamente con el encubrimiento del Estado. En diferentes países se trata de organismos diferentes: el Ejército, la Policía, las Aduanas, etc.”, opina Sviridov.

A su vez, el jefe del Servicio Federal de Control de Drogas de Rusia, Víktor Ivanov, ha explicado que el crecimiento de la producción de drogas, además de por la mafia transnacional, es estimulado por el segmento en la sombra del sistema bancario mundial. “El volumen anual de producción y venta de drogas es de aproximadamente 800.000 millones de dólares”, ha señalado Ivanov. “En promedio, las estructuras policiales incautan el 10-15% de la cantidad de droga que se produce y se pone en circulación. Otra parte se va a los consumidores y genera dinero. Las incautaciones mundiales de estos ingresos, el volumen de los fondos y bienes incautados, en promedio ascienden al 1%. El resto de los fondos no se guarda bajo la almohada. Va al sistema bancario”, ha afirmado el funcionario.

“Con ello, el sistema bancario mundial —al encontrarse en un estado inestable— se basa principalmente en el hecho de que existe una llamada escasez crónica de liquidez. Los bancos, con el fin de mantener sus actividades de crédito, actúan de una manera muy tolerante hacia el dinero que de origen incierto. La demanda financiera es el mayor impulsor de la promoción del tráfico de drogas”, ha concluido el experto.

¿Y cuál es la salida?

“La filosofía de la lucha antidroga se ha quedado anticuada, necesita una modernización”, ha asegurado Ivanov especificando que el narcotráfico continuará mientras haya producción de drogas. “La demanda, por desgracia, siempre existe”, ha añadido el funcionario. “Hemos desarrollado una estrategia de lucha antidroga hasta 2020 cuyo objetivo general es la reducción de los riesgos de las drogas. Se trata de la reducción del número de consumidores de drogas, diminución del tráfico ilícito de drogas. También se suma la lucha contra el narcotráfico, la destrucción de los mercados de infraestructura”, ha explicado Ivanov.

Asimismo, en mayo de 2014 el Servicio Federal para el Control del Tráfico de Drogas de la Federación de Rusia y los responsables de las autoridades competentes de los países BRICS firmaron un protocolo sobre la colaboración en la lucha contra el narcotráfico. Se creó un grupo permanente de trabajo encargado de establecer canales de comunicación operativos, así como de celebrar reuniones periódicas —al menos una vez al año a nivel de ministros— con el fin de discutir y definir enfoques estratégicos para erradicar el tráfico de drogas.

Cabe mencionar que los países miembros del BRICS ya habían colaborado en el ámbito de la lucha antidroga. En 2013 se celebró en China una operación a gran escala llamada ‘Caballo de Troya’, en el marco de la cual en Shanghái fue eliminada una organización criminal de narcotraficantes que procesaba drogas sintéticas para venderlas en más de 100 países.

En EE.UU. —donde el número de muertes relacionadas con la heroína está experimentando un aumento considerable
(de 5.925 en 2012 a 8.257 en 2013) con el nivel más alto en un decenio— la estrategia nacional de control de drogas percibe el problema del consumo como una cuestión compleja y a largo plazo, y también reconoce su gran impacto negativo en la salud y seguridad nacionales. Las medidas contra el desarrollo de la adicción a las drogas en EE.UU. incluyen:
– Pruebas de consumo de drogas entre estudiantes.
– Una campaña nacional de concienciación.
– ‘Tribunales de drogas’ que en calidad de alternativa a las penas de prisión ofrecen a las personas que hayan cometido delitos relacionados con las drogas un tratamiento eficaz y un seguimiento social.
– El programa de prevención y tratamiento de la adicción SBIRT, que funciona en los centros de salud para identificar y ayudar a los ciudadanos que experimentan problemas con las drogas.
– Centros de confianza y rehabilitación de uso anónimo.
– Programas de prevención que involucran a los padres.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR