tu currículo

Al preparar tu currículo, ya sea por primera vez o cuando lo actualizas, existen ciertos aspectos generales que necesitas considerar para que funcione como una carta de presentación que te brinde la posibilidad de dar el primer paso en la búsqueda de oportunidades de trabajo.

Ya sea en medio impreso o digital, el currículo debe cumplir con clásicas características como estar en orden, limpio y sin errores de ortografía; pero hay otros factores fundamentales que te pueden ayudar a desarrollar con más efectividad este documento, estimando que un reclutador dedicará entre 6 y 20 segundos para leerlo en primera intención.

Algunas claves fundamentales que ayudarán a que tu CV sea tenido en cuenta en el proceso de selección y no termine como papel de reciclaje.

1. Incluye siempre en tus datos personales: nombre completo, correo electrónico y números de contacto.

2. Evita colocar información particular como: estado civil, dirección completa, número de identificación, edad y fecha de nacimiento.

3. La clave para describir cada uno de los trabajos que has tenido es: en la primera linea debe ir el nombre del cargo, nombre de la compañía y periodo en el que laboraste; en la siguiente linea explica en resumen tus funciones y destaca tus logros. Usa viñetas para desplegar los datos de tal forma que se facilite leer y te permita destacar los aspectos más relevantes.

4. Si dominas otros idiomas, evita registrar valores porcentuales. Para que se pueda comprender mejor, informa si tu nivel de conocimiento es básico, intermedio, avanzado o nativo.

5. Titula tu CV con una breve frase descriptiva. Puedes destacar lo que haces mejor y el tiempo que llevas haciéndolo. Puede también relacionarse según el puesto al que aspiras.

6. Lo recomendable es que tu currículo se visualice en una página, como máximo en dos.

7. Incluye información de tus últimos tres empleos o de los diez últimos años de actividad laboral.

8. Menciona tus logros en el apartado de experiencia. Aprovecha para exponer tus aciertos y enfatizar en las habilidades o enseñanzas que te hayan dejado.

9. Uno de los puntos que más te pueden ayudar a sobresalir es el ‘objetivo profesional‘. Aprovéchalo con una precisa e interesante descripción.

10. Evita enunciados como “trabajo en equipo, proactivo, orientado a resultados”. En la actualidad los reclutadores ya no las toman en cuenta.

11. Utiliza verbos que atraigan la atención como: “resolví, mejoré, alcancé”. Menciona acciones en concreto y en lo posible sus resultados.

12. No registres toda tu trayectoria académica, puedes eludir aquellos ‘kinder’ a los que asististe, al igual que la primaria y secundaria.

13. Si la compañía lo requiere en la solicitud de la vacante, incluye tu fotografía.

14. No registres mentiras. La honestidad es un aspecto que debes reflejar en tu currículo. No digas que sabes de algo cuando en realidad lo desconoces.

15. Sin que descuides la redacción, evita usar términos solemnes o rebuscados. Recuerda describir lo que sabes hacer de manera que hasta un niño lo pueda entender.

16. Si estás iniciando tu vida laboral, las prácticas empresariales y actividades de servicio social son válidas como experiencia.

17. Para los que ya cuentan con experiencia en el mercado laboral se recomienda incluir cifras o porcentajes de sus logros en empleos anteriores.

Una vez impreso o concluido tu CV pregúntate dos cosas:

  • ¿Por qué te interesaría leer esa hoja?
  • ¿Refleja tu currículo que eres la mejor opción para las empresas?

Es recomendable ajustar o personalizar tu currículo para cada puesto al que pretendas aplicar y no olvides que este documento es la mejor forma de proyectar quién eres, tus resultados obtenidos y las metas que quieres conseguir profesionalmente.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTEAMÉRICA ECONOMÍA
COMPARTIR