Aunque son varias las causas que provocan las rupturas conyugales, hay una en especial que últimamente está haciendo estragos y ocasionando que cada vez duren menos tiempo los matrimonios: el aburrimiento.

Y es que, este factor es considerado como la raíz de los principales males que aquejan las uniones conyugales. Incluso muchas veces pareciera que se establece en la relación una especie de acuerdo o trato para vivir juntos de manera aburrida todo el tiempo, sin un proyecto de vida que motive, como si se tratara de una irrevocable condena. Los individuos que conforman estas relaciones, ya sea el uno o el otro, o los dos, por lo general encuentran por fuera los estímulos que mantienen encendidas sus ilusiones y ganas de vivir. No siempre en amantes, en ocasiones en el trabajo, en nuevas amistades, en algún pasatiempo y hasta en adicciones.

Como consecuencia, llegará un punto en que el aburrimiento será tan insoportable que sin producirse alguna situación extrema, la relación terminará disolviéndose.

Es aquí donde se destaca la importancia de evitar caer en el aburrimiento conyugal o de buscar la forma de salir de él, en caso de que ya se esté viviendo.

El portal colombiano LaFamilia.info ha publicado una serie de valiosas recomendaciones al respecto, las cuales a continuación citamos.

4 claves para sacar un matrimonio del aburrimiento:

De nuevo al noviazgo

Tal cual como cuando recién se conocen y emprenden una relación: compartiendo sus pasatiempos, preocupándose cada quien por verse bien para el otro, utilizando buenos modales, expresándose de forma cariñosa, haciendo planes juntos, sonriendo más que discutiendo, y en fin, activándose en modo de “conquista permanente”. Regresar de nuevo a la etapa del noviazgo es una manera eficaz para combatir el aburrimiento conyugal.

Renovar la relación

Sin duda, renovar un matrimonio es una tarea más que necesaria. Y esta labor incluye revivir el romanticismo y los pequeños detalles, factores que son el centro de atención cuando se comienza una relación pero que con el tiempo se van olvidando.

De la mano juntos

A medida que pasan los años y se avanza en el tiempo todo cambia, quedarse por siempre en los añorados 20 años es imposible. Por lo tanto hay que comprender y descubrir cada etapa de esa mujer o ese hombre que se tiene al lado, en vez de buscarse otro u otra. Es normal que existan siempre diferencias y discusiones, pero cuando se camina de la mano juntos es posible superar los obstáculos y depurar todo aquello que impida ser felices.

Dispuestos al sacrificio

Para finalizar, el portal cita una explicación que brinda el reconocido orientador familiar Aníbal Cuevas: “Para disfrutar del matrimonio hace falta estar enamorado y para estar enamorado se necesita estar dispuesto al sacrificio. De esta forma la felicidad es el resultado de olvidarse de uno mismo y entregarse al otro en la cotidianidad de la vida. Si te lo propones, puedes pasarla muy bien en pareja”.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTELAFAMILIA.INFO
COMPARTIR