Paper chain family divorce

En la actualidad, es muy común que las relaciones se terminen producto de la falta de amor o comprensión. Aunque la decisión es tomada entre ambas personas, los problemas comienzan a surgir cuando dentro de la relación existen personas involucradas, como los niños, que pueden verse afectados por las decisiones de sus padres.

Aunque usted no lo crea, los niños tienden a comprender mejor estas situaciones que muchos adultos. Sin embargo, es necesario ayudar al niño a comprender este tipo de problemas y guiarlo por la mejor dirección. Esto tendrá como fin, que cuando crezca, su crecimiento personal no se vea afectado. Si te encuentras en proceso de separación, entonces este artículo es perfecto para ti. En él, te daremos una serie de enseñanzas que te ayudarán a proteger a tu hijo de la ruptura:

Exigirle al niño que tome partido

Para el niño debe ser una decisión difícil tomar partido sobre con quién quedarse.  Inclúyanle a esto la presión de los padres por saber cuál será su decisión y tendrás como resultado la frustración y el desapego del hijo hacia sus padres.

Hay que enseñarle al niño, que ambos padres lo aman sin importar con quien esté. Además, es necesario demostrarle lo mucho que les importa con el fin de que no se incline hacia ninguno.

Hablarles mal de tu ex pareja

Hablar mal de tu pareja es una forma que el niño agarre un odio a esa persona. Es necesario enseñarles a los hijos que aunque su padre o madre no vivan junto a ellos, debe existir un respeto y un cariño a este.

Poner al niño como intermediario

Si bien el niño es parte de la relación, no necesariamente debes involucrarlo en los problemas de separación. Si existe una irregularidad en tu antigua relación, no coloques al niño como un mensajero de tus conflictos. Es necesario aclarar los problemas con tu pareja y no involucrar al niño con el fin de que no genere un resentimiento a ti o tu ex pareja.

Con estos simples consejos podrás mantener funcionado la dinámica familiar aunque tú no te encuentres. Recuerda que tu hijo no tiene la culpa de los problemas que tu pareja y tu posean, por el contrario, es una oportunidad perfecta para ayudar al niño a comprender la situación y dejarle en claro que no es su culpa.

¡Compártelo en tus Redes!

FUENTELA FAMILIA
COMPARTIR