¿Cuántos no sueñan con que llegue final de año para poder disfrutar de unas vacaciones, o viajar junto con su familia para disfrutar de otros paisajes?

Muchas veces el limitante que tiene esta meta es el factor económico, pero con una buena planeación e investigación, usted podrá disfrutar de un buen viaje con poco presupuesto.

No deje todo para última hora y póngale fecha y destino a sus vacaciones a tiempo para que pueda ahorrarse dinero:

Visión: propóngase ir a un lugar y visualice su meta.

Decisiones conjuntas: discuta su decisión con la familia y deleguen obligaciones a cada miembro de la familia. Dentro de los acuerdos incluya un ahorro programado por cada uno.

Investigue: empiece anticipadamente a consultar precios, planes vacaciones y a comparar tarifas. Esto le dará una idea de cuánto tiene que ahorrar cada miembro.

Ahorre: ¿Es usted de los que dice que el sueldo no le alcanza ni para ahorrar?, rompa el mito, organice sus finanzas y sea juicioso con las metas financieras que se propone.

Haga un presupuesto, identifique cuáles son sus ingresos y egresos mensuales, las obligaciones inmediatas con las que hay que cumplir, y el dinero que le queda libre para ahorrar para este fin.

¡Ojo! La idea de hacer un presupuesto es precisamente que este ahorro no afecte los gastos principales y adicionales que se le pueden presentar en el año: cumpleaños, inicio de clases con los hijos, salidas…

Sacrificio por disfrute: comprométase a sacrificarse durante un tiempo y su esfuerzo se verá recompensado.

Estratega: Escoja viajar en temporada baja para que los precios sean más cómodos para su bolsillo (pasajes, hospedaje y ofertas).

Reserve con antelación, ya que a medida que la fecha se acerca los precios suben.

Fije los objetivos: Si ya se decidió a ahorrar para disfrutar de unas buenas vacaciones en unos meses, mantenga su posición. No responsa a ataques de compras compulsivas que puedan desviar su objetivo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR