Las personas de menores ingresos pueden estar pagando más por su seguro de coche, según una investigación reciente de la Federación de Consumidores de América (CFA).

Según el estudio, aquellos que tienen un estatus económico más alto pagan un promedio de $1,144 para el seguro de coche cada año, mientras que las primas aumentaron alrededor de un 59% ($1.825 cada año) para aquellos con un estatus económico más bajo.

Metodología

El estudio se centró en los cinco factores que la mayoría de los proveedores de seguros utilizan para dar una cotización de seguro: el nivel de educación, ocupación, estado civil, condición de propiedad y si han sido dueños de un coche durante los últimos seis meses.

A partir de ahí, el CFA utilizó los portales en línea de las aseguradoras de automóviles más grandes de Estados Unidos para obtener algunas cotizaciones. El equipo de investigación estableció cuatro personajes con situaciones hipotéticas: 2 hombres y 2 mujeres con características socio-económicas, edades, coches y direcciones diferentes pero con el mismo historial de conducción.

Por ejemplo, “Mujer A” es ejecutiva de un banco con un grado de maestría, es propietaria de una casa, está casada y ha sido clienta del proveedor durante tres años. Su contraparte, “Femenino B”, es cajera de banco con grado de secundaria, sin casa propia, es soltera y no ha tenido un coche durante los últimos seis meses (no tiene seguro de automóvil).

De acuerdo con el estudio, los que tenían nivel económico bajo pagaban primas más altas un 92% del tiempo, a pesar de que ambas conductoras tenían el mismo registro de conducir.

El costo

El estudio encontró que cuatro de las cinco mayores aseguradoras de automóviles a menudo cobran de entre un 40% a un 92% más (cerca de $600 a $900 al año) a los conductores debido a su estatus económico más bajo, a pesar de tener registros de conducción perfecta. Ninguna de estas proveedoras respondió de inmediato a la solicitud para hacer comentarios sobre el estudio.

“El CFA sólo tomo en cuenta a cinco empresas, en lugar de todo el mercado de los seguros que son casi 300 empresas”, dijo James Lynch, actuario jefe del Instituto de Información de Seguros. “Es muy difícil decir que estas empresas representan todo el mercado de seguros”. Es por eso que todas las personas deben comparar y ahorrar en el seguro de coche antes de firmar un contrato, seleccionando el proveedor de seguros que más convenga según las garantías y el costo de sus pólizas.

Los conductores en Queens, Jersey City, Boston, Atlanta, Minneapolis, Houston y Jacksonville vieron los gastos adicionales más altos con los conductores de bajo nivel económico, con un promedio de más de $700 cada año.

Los Ángeles reportó la menor diferencia en las tasas de política entre los solicitantes de bajos ingresos y de ingresos más altos, de tan sólo $ 80 por año. Esto es debido a las leyes de protección al consumidor de California que prohíbe a los proveedores pedir las preguntas no relacionadas con la conducción, a excepción de su estado civil.

La solicitud del seguro de coche

Hunter y Doug Heller, los co-autores del estudio, reconocieron que su estudio no incluyó el cambio de las primas según la calificación de crédito. Lo mejor es no proporcionar un número de Seguro Social al llenar la solicitud de la prima, así la puntuación de crédito se mantiene en un valor predeterminado para todas las políticas.

Heller dijo que sentía como si hubiera un factor en las puntuaciones de crédito, “esto habría causado discrepancias más grandes.”

Antes de darte una vuelta para renovar o contratar un seguro de coche, es una buena idea averiguar cómo se encuentra tu crédito. Si descubres que tus resultados no son los óptimos, lo mejor es reparar tu crédito al hacer cosas cómo pagar saldos de tarjetas de crédito y disputar cualquier error que descubras en los informes. Además, cómo ya mencionamos, comparar todas las aseguradoras que puedas para encontrar la de costos más bajos pero que se acople a tus necesidades.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR