Una investigación reciente llevada a cabo por dos historiadores ha revelado que el líder del movimiento neonazi poseía una pequeña particularidad la que caracterizaba a sus genitales, pues según los autores del famoso libro Hitler´s Last Day: minute by minute, el Führer más famoso de la historia poseía un pene pequeño.

Un artículo publicado en el diario norteamericano New York Post, así lo confirmó. De acuerdo con las publicaciones de los inquisidores Emma Craigie y Jonathan Mayo, el líder alemán de la segunda Guerra Mundial sufría de un padecimiento congénito conocido como hipospadias, lo que genera un desarrollo anormal del pene.

“Se estima que el mismísimo Adolf Hitler contaba con dos formas diferentes de anomalías genitales, una era una falencia testicular, que ocasionaba que este no descendiera y la otra era una extraña condición conocida como hipospadias penil, en esta la uretra se abre en el lado posterior del miembro” afirman los historiadores.

El Centro que controla las Enfermedades, el cual se cita en la publicación del periódico New York Post afirma que aquellas personas que padecen estas complicaciones se ven forzados a tener que orinar sentados y esta anomalía suele estar acompañada por un testículo que no desciende.

Para más detalles, el libro asegura que la hipospadia de pene contrae problemas que perjudican las relaciones sexuales, es por esto, que según los investigadores, Theodor Morell, doctor personal del Führer, le habría indicado el consumo de anfetaminas, hormonas y cocaína para fortalecer el hambre y deseo sexual.

Por otra parte, los inquisidores han formulado teoría para explicar aún más esta compleja anatomía en los genitales, explicando él porque Hitler, habría dejado en su testamento instrucciones específicas para que, posterior a su muerte, su cuerpo sea incinerado. Pues el poderoso líder nazi temía que los rusos descubrieran su anomalía exponiéndola públicamente y avergonzándolo.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR