La sociedad en general, define a la pobreza cómo un estado económico, aunque últimamente también se ha podido definir con un estado mental o pobreza mental. La forma en que piensas puede demostrar que eres o no una persona pobre, por ejemplo, si eres de los que se gasta el dinero en el momento para darse un lujo pequeño ya eres parte de ese grupo.

Realmente, una persona se puede considerar pobre cuando su dinero se va en gastos, los pueda solventar o no, sin posibilidad de gastar en actividades de ocio o no puede darse el lujo de gastar en cosas que mejoren su calidad de vida, cómo un buen nutriólogo o un gimnasio.

Las personas con este tipo de problemas suelen engañarse a sí misma pensando que son pobres, cayendo en la mentalidad de sus problemas financieros no tienen ningún tipo de solución y en la filosofía de que es mejor disfrutar lo que se tiene, aunque dure poco.

El banco mundial define a la pobreza cómo la incapacidad para alcanzar un nivel de vida mínimo. Esta definición permite delimitar a la sociedad para evaluar la pobreza en todo el mundo, teniendo en cuenta dos puntos importantes: “el gasto necesario para acceder a un estándar mínimo de nutrición y otras necesidades muy básicas” y “la cantidad que varía de un país a otro y que refleja el costo que tiene la participación en la vida diaria de las sociedades”.

Cómo hemos visto, las personas con mentalidad de pobre no sólo se centran en el estado económico en el que se encuentran, sino también en un estado mental que afecta a la sociedad. Otra de las señales más contundentes de que eres pobre es que realizas frecuentemente alguna de las siguientes compras:

Automóviles

Esta debería ser una de las compras que más se tendría que pensar, aunque no lo parezca. Puede evitar contratiempos y es más cómodo pero se devalúa rápidamente entre más años pasan y las reparaciones pueden ser realmente caras. Además, si piensas gastar en un coche usado o en malas condiciones el costo de las reparaciones podría elevar el gasto total. Siempre ten en mente que el vehículo debe generar algún tipo de ganancia.

Celulares

Vivimos en una época donde la tecnología avanza exponencialmente, es por eso que si alguien te dice que no compres un nuevo Smartphone te parecerá una locura. Se puede comprar un nuevo celular pero sin tener que gastar miles de pesos en el mejor del mercado y menos si se comprara en abonos, ya que así pagarás más de lo que crees.

Ropa

La ropa es un gasto necesario, ya que dice más de nosotros de lo que cree la mayoría de las personas. Aunque un error en el que cae la gente pobre es gastar más de lo necesario en este tipo de cosas, se puede estar presentable con ropa que este dentro de nuestras posibilidades.

Comida rápida

A veces decidimos comprar comida en algún restaurante para evitarnos la tediosa tarea de cocinar y para “ahorrar” un poco de dinero. Sin embargo, ese tipo de comida sólo te saciara por un momento causando que pronto vuelvas a gastar en comida. Además, la mala alimentación podría causarte gastos médicos que no son especialmente baratos haciéndote gastar aún más, es por eso que aquí se aplica el dicho que dice: lo barato, sale caro.

Para concluir, siempre debes tener en mente que los ricos son ricos porque hacen que el dinero trabaje para ellos y no al revés, por ejemplo, prefieren invertir su dinero en algo que les de ganancias pasivas a largo plazo en vez de darse lujos que les duraran poco.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR