¿Es conveniente un compromiso a temprana edad?

Los compromisos a temprana edad son las relaciones que se desarrollan desde las escuelas o con las personas que conocemos desde la infancia. Este tipo de relación resulta para muchos una de las mejores y quizás la única que tendrán en su vida, pues no se dieron la oportunidad de conocer “otros peces en el mar”.

En este sentido, sin que nos demos cuenta, las culturas en la actualidad aún se encuentran un poco atrapadas en la antigüedad, y esto no es lo mejor. Las personalidades deben ser construidas desde una individualidad y, a pesar de que la pareja es lo mejor que puede existir y suceder, cada persona es única y a partir de este tipo de compromisos muchas actitudes se oprimen y generan problemas aún mayores.

Muchas familias de diversas culturas optaran por sus viejas costumbres y elegirán el esposo para su hija o la esposa para su hijo, sin ni siquiera conocerse o amarse, pues son elegidos por la familia, una costumbre más común en civilizaciones antiguas que en la contemporaneidad, cuando aún existen culturas de oriente que aplican este método, como la libanesa.

El compromiso a temprana edad genera adversidades y en muchos casos inconvenientes graves, es difícil para ciertos países manejados por el machismo cambiar de perspectiva por la salud psicológica de sus propios hijos, igualmente es una constante en familias americanas y latinoamericanas.

Es preocupante ver cómo en un mundo donde todo se ha vuelto tan libre, y sobre todo en el paso del 2015 al 2016, sigue siendo igual; la individualidad de los sexos es de sumo valor para que cada miembro de la pareja sepa quién realmente es y qué desea en su vida como ser humano; esto no significa una soltería de por vida, solo saber quién es cada quien para poder funcionar en relaciones futuras.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR