Una empresa de Silicon Valley recientemente rompió esquemas con uno de los mayores proyectos de energía solar en la historia.

No, no utiliza paneles solares para suministrar energía a las mansiones en Palo Alto. Utiliza energía limpia para bombear el petróleo… en Medio Oriente, por increíble que parezca, el epicentro de los recursos petroleros del mundo.

GlassPoint Solar está construyendo espejos sofisticados en un desierto en Omán para transformar la energía solar en vapor, utilizado en una especie popular de extracción de petróleo.

Normalmente, el gas natural es utilizado en este tipo de recuperación de petróleo. Pero el gas natural es muy escaso y muy caro en muchas partes del Medio Oriente. Tampoco es bueno para el medio ambiente.

A pesar de que el proyecto solar de GlassPoint solo proporcionará un tercio del vapor en el yacimiento petrolífero Amal de Omán, la compañía estima que ahorrará 300.000 toneladas de emisiones de CO2 cada año. Eso es el equivalente a retirar 63.000 autos de las carreteras.

Para decirlo de otra manera, ahorra mucho más carbono que todos los autos eléctricos que actualmente son vendidos en Estados Unidos por empresas como Tesla y Toyota en su conjunto.

“Producir energía consume una gran cantidad de energía. A diferencia de las unidades que funcionan con gas, los generadores de vapor solar de GlassPoint producen cero emisiones”, según Rod MacGregor, cofundador y director ejecutivo de GlassPoint, le dijo a CNNMoney.

Partidarios del petróleo detrás de la compañía solar

GlassPoint rompió esquemas a principios de este mes con el proyecto solar de Omán, el cual ha sido bautizado como “Miraah”, el término árabe para espejo.

GlassPoint, con sede en California, es respaldada por algunos grandes nombres del petróleo, entre ellos Royal Dutch Shell y SGRF, el fondo soberano de Omán. La petrolera estatal de Kuwait y la gigante petrolera francesa Total también poseen participaciones indirectas a través de las firmas de capital de riesgo.

GlassPoint ya está creando energía solar para un proyecto petrolero en California.

No es la compañía solar de tu padre

El momento en que surge el nuevo proyecto solar en Omán es interesante porque algunas empresas solares tradicionales están enfrentando dificultades actualmente. Las acciones de SolarCity, la cual es propiedad mayoritaria de Elon Musk, se desplomaron el mes pasado después de reportar grandes pérdidas y recortar su previsión de crecimiento. Incluso el administrador del fondo de cobertura, Jim Chanos, está apostando contra SolarCity.

Sin embargo, a diferencia de las empresas solares tradicionales que se centran en los paneles solares, GlassPoint despliega espejos que están diseñados específicamente para las operaciones petroleras.

Es similar al uso de una lupa en un día soleado para quemar un agujero en una hoja. Solo que en lugar de una lupa, este consiste de una serie de espejos delicados que se encuentran en los invernaderos agrícolas para protegerse de las tormentas de arena y polvo.

“Somos la única empresa que está haciendo esto a este tipo de escala. Hemos sido capaces de alcanzar un punto que nadie podía alcanzar”, dijo MacGregor.

¿Las compañías petroleras tendrán la capacidad para comprar GlassPoint?

Aun así, actualmente las compañías petroleras están preocupadas en relación a gastar mucho en cualquier cosa… y mucho menos en proyectos de energía solar. El desplome del precio del petróleo ha dado lugar a que la industria reduzca los gastos de capital, reduzca la exploración y despida a decenas de miles de trabajadores.

Sin Embargo, GlassPoint estima que las compras de combustibles representan el 60% de los gastos de explotación en los campos de petróleo pesado. Eso significa que una alternativa más barata, como la solar, podría parecer bastante atractiva para los ejecutivos del petróleo.

“Cuando los precios del petróleo están bajos, las compañías petroleras están muy interesadas ​​en cualquier cosa que las ayude a reducir sus costos de operación. Si puedes hacer eso, tú eres su nuevo mejor amigo”, dijo MacGregor.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR