Amazon, Apple, Facebook, Google y PayPal, la banda de los cinco en las palabras de Mary Monahan, vicepresidente ejecutivo de Javelin Strategy & Research, tienen más información de los usuarios que incluso los bancos.

De acuerdo con Forbes, Monahan en su intervención en el simposio de pagos llevado a cabo por la Reserva Federal de Chicago, aseguró que la confianza en los bancos y sus redes de pago ha bajado, mientras que “la banda de los cinco” como él denominó a los gigantes en línea son más confiables para las personas pues tienen más información que el sector financiero.

De hecho, “la banda de los cinco” está ganando más confianza entre el público en términos de la innovación y la privacidad, incluso en Facebook.

Sin embargo de acuerdo con Forbes, lo anterior contradice un estudio realizado en abril por la compañía de consultoría, Accenture, que llegó a la conclusión de que “los usuarios bancarios en Estados Unidos confían en demasía en sus bancos mucho más que todas las demás instituciones para gestionar de forma segura sus datos personales”.

Pese a lo anterior, el escritor de Forbes que cita el estudio, Tom Groenfeldt, asegura que el estudio está mal diseñado pues las preguntas carecen de validez y la metodología de recolección de datos es desconocida.

En el estudio la conclusión principal era que cuando se les preguntó qué tipo de empresa es en la que más confían para la administración de forma segura de los datos, el 86% de los encuestados eligieron: bancos e instituciones financieras; mientras que solo el 1% eligió a los medios de comunicación social.

Groenfeldt asegura que si a los encuestados se les proporcionó opciones múltiples es evidente que eligieran a una entidad con bóvedas para manejar datos, por encima de sitios en línea con libre acceso y con una regulación poco definida.

De todas maneras, es complejo que una institución bancaria tenga facilidades para conocer al 100% a sus clientes. Normalmente, los bancos conocen el nombre, la dirección de residencia, el estado civil y tal vez la edad.

Por el contrario “lo que Amazon puede determinar sobre un cliente de pedidos frecuentes, o lo que Facebook o Twitter conocen en los mensajes de un usuario y sus conexiones, o incluso LinkedIn, es mucho mayor”, afirma Groenfeldt. La información que se proporciona en estos medios de comunicación sociales y Amazon, es superior y de hecho más confidencial.

Finalmente, el escritor de Finanzas y Tecnología de Forbes, asegura que Accenture debería haber hecho mejor su tarea sin importar el resultado que arrojara.

Groenfeldt concluye que, lo que ocurre más bien es que los bancos están perdiendo la carrera con respecto a la información de los usuarios, algo que es cada vez más obvio, pues las acciones de las personas hablan más allá de las elecciones en una encuesta.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR