La mayoría de los sitios de finanzas personales te recomendarán evitar adquirir deudas, ya sea por cuestión de préstamos o tarjetas de crédito; sin embargo, hay ocasiones en que vale la pena hacer una excepción a la regla.

A continuación, te presentamos 5 cosas por las que ese pago diferido a 48 meses sin intereses (o más) es una buena decisión de compra:

1. UNA CASA

Comprar una casa es una de las mejores decisiones financieras que puedes tomar. A diferencia de un automóvil o algún dispositivo electrónico, una propiedad aumenta su valor con el paso del tiempo, por algo el mercado de los bienes raíces es uno de los preferidos al momento de invertir. Si se te presenta la oportunidad de adquirir una casa, departamento o terreno, hazlo. Vale lo que estás pagando por él.

2. PRÉSTAMO ESTUDIANTIL

Existe una amplia gama de escuelas particulares en el país que ofrecen créditos estudiantiles. ¿Qué significa esto? Que parte de la colegiatura se pagará al momento de estar cursando la carrera, y la otra parte se divide en mensualidades a futuro. Si bien hay muy buenas instituciones públicas, algunas disciplinas no se imparten en estas universidades o cuentan con menos atributos de los que tendrían en las privadas, como proyectos con casos reales, intercambios culturales o prácticas profesionales en compañías trasnacionales.

Si la carrera profesional que tú o alguno de tus familiares o amigos está empeñado en perseguir se vería fuertemente favorecida de pertenecer a alguna institución privada, adquiere el préstamo estudiantil que la universidad en cuestión te ofrece.

3. UN VIAJE

La vida se construye de experiencias y al final lo que nos quedará son los recuerdos de lo que hicimos o no hicimos. Si uno de tus sueños es viajar a cierto destino turístico o remoto, o te gustaría visitar a algún amigo o familiar que vive en otra ciudad o país que se casa, acaba de tener un bebé o se encuentra en graves condiciones de salud, ¿no valdrían la pena las millas y los pesos para disfrutar de su compañía? Las relaciones interpersonales son algunas de las cosas más valiosas que poseemos como seres humanos. No los dejes desvanecerse.

4. UNA EMERGENCIA MÉDICA

Lo mejor es contar con un seguro de gastos médicos mayores, pero si no lo tienes contratado y tú o alguien de tu familia necesita atención médica especializada, lo mejor es que hagas lo posible por cubrir los costos de los medicamentos correspondientes y no lo pienses dos veces antes de acudir con los doctores u hospitales que más puedan hacer por su salud.

5. ALGO QUE TE CAMBIARÁ LA VIDA

A veces hay algunas cosas de la vida cotidiana que te cambiarán la vida y te harán el día a día más fácil: un horno de microondas, una mejor lavadora, una computadora portátil o hasta un automóvil. Si la adquisición de este producto hará una diferencia en la manera en que tu vida diaria se desarrolla, ahorrándote dinero a la larga, estrés o tiempo, es un gasto justificado que puedes hacer sin sentirte culpable.

Las deudas no son algo que se pueda tomar a la ligera, pero toma en cuenta que la mayoría de los productos financieros que se ofrecen en el mercado están diseñados para hacerte la vida más fácil si sabes usarlos correctamente. No temas utilizarlas, pero eso sí, toma tus precauciones: calcula si el plan de pago es justo, asesórate con un profesional y siempre, siempre, compara.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR