Actualmente Eslovenia se ha convertido en un destino de moda, y esto se debe a que posee una serie de atractivos que se resumen en la naturaleza. La naturaleza es un elemento predominante en sus pueblos, y ha sido cuidada y reconocida como una autoridad para los eslovenos. Así las arquitecturas de sus pueblos parecen estar pensadas en el cuidado de la naturaleza y ofrecen una armonía grandiosa a la vista.

Uno de sus atractivos es el Parque Nacional de Triglav. Es una maravilla natural en los Alpes Julianos. Una formación natural fronteriza con Italia y Austria. Este parque es uno de los más antiguos en Europa y contiene siete lagos y más de cuatro mil montañas. Toda una maravilla natural atractiva a los ojos y al alma.

Otro de los atractivos es el Lago Bohinj. Es uno de los lagos más grandes de Eslovenia, que además está enmarcado con los Alpes, que pueden contemplarse de fondo del lago.

También están las Grutas de Postojna. Se trata de tuneles y galerías de veinte kilómetros. Son las cuevas más visitadas en Europa, es una maravilla natural de más de tres millones de años. Y fue la primera localidad en tener luz eléctrica en Eslovenia.

Puede mencionarse la Cascada Savica. Es uno de los afluentes del Lago Bohinj, con setenta y ocho metros de caída, en dos saltos. Cayendo así en un lago color turquesa.

De igual forma está el Lago Bled. Si se quiere es el más emblemático de Eslovenia. Es la maravilla natural más atractiva y famosa que tiene el país. Es un lago que rodea a una isla que recibe el mismo nombre y en esa isla puede observarse una iglesia del siglo XV y un castillo medieval de Bled.

La Garganta Vintgar es un tesoro natural que fue descubierto en 1891. Tras su descubrimiento, dos años después, se instaló una pasarela para atravesarla. Con un recorrido de 1,6 kilometros y una altura de entre cincuenta y cien metros, esta pasarela permite contemplar piscinas y recorridos naturales increíblemente hermosos.

El Valle de Soca también es una maravilla. Es atravesado por el río de Soca, un río color esmeralda. Ha servido de escenario para grandes producciones cinematográficas como Las Crónicas de Narnia.

Otro atractivo natural de Eslovenia son las Grutas de Skocjan. Se trata de un fenómeno kárstico. Una gruta llena de cuevas y cascadas que ofrece un recorrido de más de veinte kilómetros y que en 1986 fueron declaradas como Patrimonio de la Humanidad.

¡Compártelo en tus Redes!

COMPARTIR